Archivo de la etiqueta: reforma del pensamiento

Manipulación psicológica y partidos políticos (1ª parte)

“Un sociólogo norteamericano dijo hace más de treinta años que la propaganda era una formidable vendedora de sueños, pero resulta que yo no quiero que me vendan sueños ajenos, sino sencillamente que se cumplan los míos” (Mario Benedetti)

propagandaPor fin después de mucho tiempo he conseguido finalizar un proyecto que tenía pendiente desde hace meses, el diseño y construcción del curso “Técnicas Defensivas frente a la manipulación psicológica” que convendrán conmigo en que tiene, al menos a priori, un programa de estudio que como mínimo genera curiosidad.

Pero tras 7 años en el mundo de la política y los partidos (y con la perspectiva más fría que da estar ya fuera del tinglado), tengo que reconocer que ni por asomo imaginé que iba a encontrarme en ese mundillo con todo lo que vi, un aprendizaje que no se paga ni con el posgrado universitario más reputado en psicología social aplicada.

Cuando empecé en el campo de la política activa hace 7 años hubo dos razones que me impulsaron a dar el paso.

La primera, el cabreo. Estaba hasta las narices de los sinvergüenzas que dirigían la sociedad y llegué a la conclusión de que la única manera de cambiar las cosas era que gente nueva diera el paso porque los que estaban no iban a hacer nada diferente de lo que llevaban haciendo toda la vida con gran eficacia, chupar del bote. Un cambio exigía la llegada de gente que no estuviera ya corrompida por el funcionamiento del sistema político y que por tanto pudiera sustraerse a su influencia. Así que por simple conciencia social, me propuse dedicar al menos dos períodos (8 años) a intentar cambiar las cosas. Estuve 7 trabajando duro y aguantando en ocasiones la basura más nauseabunda, así que mi conciencia social en el ámbito político-partidista queda tranquila para los restos. Es hora de que lo intenten otros.

La segunda, que por aquel entonces se estaba constituyendo un partido que coincidía con mis postulados políticos, por lo que podía no solo ver, sino vivir desde dentro, la construcción de un partido político nuevo y analizar su funcionamiento y evolución desde una perspectiva EMIC. Eso para mi curiosidad patológica es el equivalente a ponerle a un niño de 3 años una tarta de mousse de chocolate en una sala y salir de ella diciéndole que no la toque. Obviamente metí el dedo y después toda la cara en el bizcocho.

Pero luchas, presiones, satisfacciones políticas y grandes decepciones personales aparte, lo que más me aportó esta experiencia fue poder comprobar que los intereses que mueven a la mayoría de las personas, y por tanto a los grupos donde se complica un poco más la mecánica (no mucho más), son de lo más simplón que existe: poder, dinero y sexo. Por ese orden.

Ello a pesar de que exista un pequeño porcentaje de personas lo suficientemente trastornadas como para tener por objetivo ayudar a los demás. Así, por pura bondad, por altruismo o como producto de algún trastorno genético. Pero que nadie se engañe, no son la norma. De hecho el nivel de inmundicia humana es elevado, y hay que agradecer en gran medida a las redes sociales haberlo puesto de manifiesto, para que los detestables buenrollistas griten un poquito menos su molesta ignorancia, y para que al menos juguemos todos con las mismas cartas boca arriba. Los casos del reciente asesinato de un agente de policía o de Toni Cantó son meros ejemplos de la miseria humana que convive perfectamente integrada en la sociedad.

Certera pintada en la calle Paraíso de Oviedo

Certera pintada en la calle Paraíso de Oviedo

En todo caso, divagaciones personales aparte, entremos al tema de la manipulación. Lo primero que hay que diferenciar en este ámbito son los conceptos, porque en muchas ocasiones ni siquiera técnicamente existen definiciones certeras que permitan diferenciar los procesos. Para entendernos, pues en sentido estricto es más discutible, podemos hablar de cuatro conceptos: influencia, persuasión, propaganda y reforma del pensamiento.

La influencia se compone de un conjunto de técnicas utilizadas especialmente para tratar de cambiar las actitudes de un sujeto (cogniciones, emociones o conductas) respecto a un objetivo en concreto. En este blog ya hemos descrito las principales técnicas de influencia aplicadas en el ámbito comercial o publicitario en las entradas del hilo “Consumid malditos

La persuasión se refiere al cambio de actitudes que se produce en una comunicación que tiene por fin precisamente influir en los demás. Se restringe por tanto al análisis de las variables que intervienen en el proceso de comunicación: emisor, receptor, contexto…

La propaganda política es el campo diferenciado que se encarga de las técnicas de influencia en los grupos sociales (más que estudiadas y muy eficaces) para tratar de condicionar las opiniones políticas de los ciudadanos. Por tanto, se rige por principios propios que operan en los procesos de comunicación y van más allá de las técnicas de influencia generales.

Y la reforma del pensamiento, por último, es un proceso global que tiene por finalidad cambiar la personalidad global de otro sujeto, destruyendo sus marcos de referencia y aportándole otros nuevos. Es el que utilizan los grupos de dinámica sectaria, y busca en definitiva controlar al sujeto de forma completa, convertirlo en un zombie al más puro estilo de las películas de Romero.

Por supuesto, estos fenómenos no son procedimientos estancos y en ocasiones pueden solaparse técnicas y principios de unos y otros o llevarse a cabo de forma parcial. Por ejemplo, ya hemos visto cómo algunas estrategias limitadas de la reforma del pensamiento han sido y siguen siendo aplicadas a nivel social por el nacionalismo catalán.

O es el día de San Canuto o huele a blanco y negro…

Eso sí, si es usted de los que piensa que jamás en la vida ha sido presa de ningún proceso de manipulación, que eso solo afecta a la gente mentalmente débil o que su superioridad intelectual le hace inmune a cualquier fenómeno persuasivo, le invito a que no siga leyendo. No quiero hacerle perder el tiempo, y con esas convicciones ya podemos asumir que es usted idiota sin remedio, aunque debería plantearse como le he colado que visionara el programa de estudios de mi curso de manipulación. Podrá cursarlo o no, pero ya he conseguido que lo conozca ; )

En todo caso y para el resto, entre los que me incluyo, comenzaré por el final. Como a fin de cuentas mi entrada de esta ocasión pretende centrarse en los procesos de propaganda política, empezaré haciendo una valoración, absolutamente subjetiva, personal y nada profesional (o poco), de las estrategias generales que utilizan los principales partidos políticos, para a continuación (en la próxima entrada) describir algunos procedimientos más sistemáticos y habituales en este campo. Vayamos por partes como dijo Jack.

El Partido Popular tiene un serio problema de comunicación, pero dicho problema no está solo en sus estrategias de difusión del mensaje, sino en su propia configuración. Es un partido tan sumamente alejado de la realidad social, con una distancia tan enorme de sus miembros respecto de la vida de la mayoría, que obviamente no puede conectar con el ciudadano estándar.

Es por ello, que una estrategia bien conocida y utilizada como la identificación catártica, se convirtió en una auténtica pesadilla para ellos. Esta técnica consiste en utilizar una historia con la cual las personas se identifican fácilmente, lo que puede provocar una respuesta emocional positiva. La aplicación práctica de esta estrategia fue el caso de la niña de Rajoy en el famoso debate televisivo o el hilarante momento del niño de “los chuches”. Su problema fue que nadie le creyó la historia ni nadie se identificó con ella. ¿Por qué? Porque todos sabemos que en la vida de Mariano y sus colegas la crisis no genera ningún drama que impida llevar a sus hijas a estudiar a EE.UU. o que implique que a su hijo le rebajen la paga. Tiene para chuches y para tres Ferraris si le place, y ninguno vamos a llorar porque en vez de cuatro coches solo pueda pagarse tres.

Su oposición aprovecha este filón y lo hace ver como un partido lejano que busca los intereses de la clase más acomodada de la sociedad, lo que por cierto, ejecuta sin particular disimulo. Realmente, si no fuera por la actuación estelar de sus opositores, no se comería ni los mocos, ya que como hemos visto, las veces que ha ganado las elecciones no ha sido precisamente por méritos propios sino por deméritos ajenos.

El PSOE por otro lado, se rige por dos estrategias. La primera, muy eficaz, consiste en haber creado un discurso bastante idiotizante e infantil (el discurso infantil es una estrategia de manipulación ampliamente estudiada que limita el pensamiento) fundamentado en el estereotipo de erigirse como el partido prototipo de izquierda defensor de los trabajadores. Por ello son constantes sus apelaciones a este colectivo, a la izquierda, el miedo a la derecha… Su problema ha sido cagarla soberanamente cuando ha intentado integrar a nuevos colectivos (feminismo, ecologistas…) creando un discurso progre-guay (miembros y miembras…) propio de buenrollistas iluminados al margen de los problemas sociales reales, lo cual lo ha alejado de sus propios votantes. Si a eso sumamos que la incoherencia de sus dichos con sus hechos ya era difícil de ocultar, la debacle era obvia. En todo caso, hay que reconocerles que la publicidad (que no la propaganda) no la manejan mal.

Pero esa es la estrategia para los incautos,los crédulos, la principal consiste en haber configurado una red clientelar de la que depende el sustento de muchas familias. Esto lo podemos ver en Andalucía. Ahí no hay propaganda que valga, cuando las lentejas de tu familia dependen de que un partido gane las elecciones, se les vota y punto, ya haya escándalos de corrupción de ERES o de perres, seas de derechas, de izquierdas o de extremo diagonal. Aquí por supuesto, surge un problema, cuando pierdes tu condición de gobernante y ya no tienes qué repartir, corres el riesgo de que tu votante empiece a apoyar a otro partido que sí lo haga y le dé su parte del pastel. Así que o el PSOE recupera pronto su condición de gestor, lo que no parece probable, o su debacle puede ser de órdago. La estrategia de pagar al ambicioso es también muy efectiva, pero peligrosa. ¿Por qué? Porque alguien puede pagar más.

Izquierda Unida es la versión extrema del PSOE, en la propaganda y posiblemente en todo lo demás. Si el discurso del PSOE jamás proporciona un argumento, solo eslóganes, Izquierda Unida repite la jugada. En realidad, su estrategia siempre ha consistido en copiar la del PSOE yendo un paso más allá. Si el PSOE utiliza la estrategia del miedo con la llegada de la derecha, IU mete miedo con que vuelven los tiempos de Franco, si el PSOE apela a postulados feministas, los de IU hablan de la sociedad heteropatriarcal. Vamos, son lo mismo pero más. Y francamente, con la mezcolanza extraña de grupos y subgrupos que configuran IU bastante tienen con entenderse entre ellos, como para que los entendamos los demás. Eso sí, como en su seno hay un cierto sector importante donde el fanatismo dogmático campa a sus anchas, no es extraño que el rechazo a la crítica adopte formas a veces casi sectarias, con argumentos tan inapelables y peregrinos como mi adorado “es propaganda imperialista”.

propagandaimperialista

Todo lo que no me da la razón es propaganda imperialista y todo el que no esté de acuerdo conmigo es un facha

Los nacionalistas son mundo aparte porque hasta hace bien poco todos funcionaban en régimen de red clientelar a pequeña escala (tipo PSOE), lo que es más efectivo pues siempre se puede controlar más fácilmente la red en un contexto reducido que en un contexto territorial mayor. Pero después de los últimos acontecimientos, algunos han querido ir más allá y directamente han comenzado a funcionar a nivel de dinámica sectaria. Ya incluí anteriormente el enlace a las entradas de cómo utilizan los nacionalistas algunas técnicas de reforma del pensamiento.

Los nacionalistas catalanes me recuerdan en sus procedimientos propagandísticos a la Alemania de mediados del siglo XX: lenguaje bélico, disparo de emociones, utilización de símbolos, marchas de antorchas con intenciones místicas, creación de un enemigo malo malísimo… Pero hay un caso que por su similitud y lo que representa es altamente llamativo (y peligroso). Cuando los nazis en Alemania empezaron a desbarrar a lo grande (más si cabe que en sus orígenes), plantearon teorías hilarantes como la teoría de la tierra hueca, la descendencia germánica de los habitantes originales de Agartha y Shambala o chorradas esotéricas por el estilo sin ningún tipo de fundamento. Lo verdaderamente preocupante es que tales conocimientos se “validaron” socialmente en algunos casos por la aceptación de tales supuestos por muchos académicos de las Universidades alemanas. Y es que la connivencia con el poder, o simplemente el acceso a las subvenciones, puede hacer que un gran número de eruditos no tenga ningún reparo en avalar la estupidez más monumental si con ello va a obtener beneficios. Esto nos lleva de nuevo al origen del blog y los tres poderes que mueven el mundo, pero ejemplifica también algún fenómeno que podemos apreciar en las Universidades catalanas, y que cuesta entender cuando se observa desde una perspectiva externa.

Los nacionalistas vascos para eso son mucho más listos y con controlar su parcelita de poder (y de pasta) tanto cuando gobiernan como cuando no, tienen suficiente. Al menos de momento, porque ya veremos si se dejan contagiar por el fanatismo vecino.

Unión, Progeso y Democracia (UPyD) es otro que ha actuado con una absoluta torpeza. Mi partido o expartido (o lo que sea, porque aunque en teoría soy simpatizante ya no sé ni cuál es mi situación respecto a él), debería de replantearse su estrategia de comunicación de cabo a rabo. Con toda la lealtad que le guardo al proyecto y al partido (aunque algún personaje en concreto desee verme muerto y exorcizado) le invito con la mejor intención a que redefina su forma de comunicar.

Ya lo he dicho varias veces así que no voy a ir más allá: apelar al intelecto de la sociedad, a la argumentación racional, al análisis sereno y estudiado de las propuestas, al estudio de los puntos programáticos por parte de los ciudadanos, es garantía de un HOSTIAZO descomunal en los resultados electorales. Vale que el partido esté formado por mentes pensantes de alto nivel y rigor intelectual, pero la sociedad NO lo está. Por eso, en lugar de diseñar concienzudos análisis y programas gloriosos, deberían dedicarse a pensar titulares de no más de 140 caracteres. Puede que sea algo maquiavélico pero desde luego es infinitamente más realista. La sociedad que concede a Adán y Eva y a Sálvame la cuota de pantalla que tiene, no está para lecturas densas y barrocas y sesudos análisis reflexivos.

Esa es, entre otras, la razón por la que un partido como Ciudadanos, con un hacer que deja bastante que desear pero con unas estrategias comunicativas brillantes, le ha comido amplio terreno. De nuevo la palabrería ha sido mucho más valorada que los hechos, por lo que o UPyD empieza a jugar con esas reglas, o tiene los días contados.

Y por último Podemos, un partido que a base de repetir un diagnóstico que la sociedad quería escuchar, se ha hecho un hueco en el panorama político sin aportar ni una sola solución. Un ejemplo brillante de utilización de propaganda política con mayúsculas (como veremos) que sin duda le reportará grandes resultados. No es extraño que sus líderes provengan del ámbito universitario y que por tanto conozcan esas estrategias maquiavélicas de forma milimétrica. Estrategias que desarrollan con gran maestría y con intenciones más que evidentes para quien sepa leer entre líneas.

Es la antítesis de UPyD, sin haber hecho absolutamente nada y sin haber realizado ni la más mínima propuesta concreta, han conseguido ya su primer éxito simplemente aplicando las estrategias de manipulación más habituales utilizadas en el campo de la propaganda política, estrategias que describiré en la próxima entrada.

Salud y libertad…

Continuar a 2ª parte

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Política

Kirk Cameron y el nacionalismo catalán (5ª parte y final)

“No ha lugar la razón contra la fuerza de la pasión” (Petrarca)

Tras analizar en el anterior post las diversas formas de adoctrinamiento desde la más tierna infancia con el agravante de aprovechar la propia estructura del sistema educativo, no dejaríamos completo este apartado si no incluyéramos un ejemplo visual del tema. En él podemos apreciar una muestra de la más absoluta miseria moral de alguien a quien jamás se debería haber permitido dedicarse a la enseñanza por su perfil fanático y manipulador (¡momento patrocinado por Telepizza!).

Pero yendo más allá del ámbito educativo y de las estrategias que ya hemos comentado, todavía podemos ver algún aspecto que nos permite completar el análisis sobre estos procedimientos de reforma del pensamiento de masas. Así que para finalizar mostraremos ejemplos de una manipulación emocional directa y del inevitable mesianismo, que no puede obviarse en ningún procedimiento de control que se precie.

Como hemos visto, muchas de las estrategias de reforma del pensamiento se basan en saltarse los principios del análisis racional para apelar directamente a la emoción. Podría lograrse el mismo objetivo de otras formas, partiendo de los cambios establecidos por la teoría de la disonancia cognitiva, pero el hecho de comenzar por el aspecto emocional tiene una razón. De los tres elementos: conductas, cogniciones y emociones, es el más fácil de manipular.

A nivel individual y si tenemos posibilidad puede ser mucho más fácil, por ejemplo, partir del control de la conducta. ¿Cómo? Imaginemos que le damos un trabajo bien remunerado a un individuo. Muchos de los políticos que han pasado al ámbito independentista, o de un partido a otro, lo han hecho por este procedimiento. Se les da un trabajo bien remunerado de designación política, en el que saben perfectamente qué tienen que hacer y qué no, para conservarlo. Así, tienen que comportarse en su cargo de una determinada forma y defender unos determinados postulados, de tal modo que sus emociones y pensamientos se adaptan a la forma de comportarse. Y cuidado con moverse de ese espacio, porque de ello depende seguir en el cargo ganándose el jornal y el suplemento para el “elite package”. Así, aunque de forma inicial realmente su motivación es externa, como es conseguir un cargo reputado socialmente y una buena suma de dinero, con el tiempo y para mantener el sentido de coherencia, acabarán asumiendo los postulados que inicialmente defendieron de forma artificial.

Pero seguiremos con las técnicas de reforma colectivas. La manipulación emocional directa se consigue induciendo emociones a las masas a través de las múltiples estrategias que hemos visto: control de la información, creación de un enemigo, polarización de posturas…

Los grupos de dinámica sectaria de vertiente religiosa siempre han partido de crear lazos emocionales afectivos con personas que en un determinado momento son vulnerables por su situación personal. ¿Recordáis cómo Kirk fundó un campamento para niños enfermos o sus vídeos en que se acercaba a la gente de forma artificialmente amistosa con un objetivo de salvación? De esta forma, la persona vulnerable va siendo acogida por el nuevo grupo y apartada posteriormente de su ambiente habitual. Una vez que ha sido totalmente integrada, y utilizando el miedo (al infierno, al mundo, a la soledad…), estará en disposición de aceptar cualquier visión del grupo para evitar ser rechazada, lo que rompería su nueva red social y los lazos afectivos que le unen a ella.

Pero los nacionalismos, aunque utilizan el miedo con el mismo desparpajo que cualquier grupo sectario, siempre han tenido predilección por la manipulación de una emoción más intensa, que si bien es más útil para controlar al personal inicialmente, es mucho más difícil de controlar en un segundo momento. Nos referimos al odio.

La inducción de odio para manipular a las masas ha sido una estrategia utilizada desde siempre por los nacionalismos, ya que la propia existencia de cualquier grupo (y por tanto de los nacionalismos) se basa en dos elementos: la diferenciación con otro y la superioridad en la comparación con este. Esto es así porque la primera fase en la formación y desarrollo de un grupo es la identificación grupal (Worchel, 1992). Para que se dé tal identificación, un grupo tiene que justificar su existencia haciéndose diferente de otros grupos, pero además tiene que demostrar que es mejor en algunos aspectos con el fin de resultar atractivo para los potenciales miembros. De hecho, otra de las características de esta fase inicial es la enorme presión en busca de la unidad, lo que se logra buscando la conformidad de los integrantes con las bases establecidas que conforman la identidad grupal. Lógicamente, esto conlleva conflictos con el resto de grupos de los que trata de diferenciarse y a los que tiene que despreciar para fundamentar su superioridad en la comparación.

Qué mejor para los nacionalistas que inducir la diferenciación con otro grupo (el español), al que además de despreciar, pueden considerar como un enemigo que pretende destruirles. ¡Todo en uno!

El odio en sí es una de las emociones más intensas que existen y de hecho no puede analizarse sin tener en cuenta la otra emoción relacionada intrínsecamente con ella, el miedo. Porque así como el odio produce una intensa activación y lleva a actuar, el miedo, en un periodo inicial, mueve a todo lo contrario, la parálisis, lo que bien llevado puede lograr el interesante objetivo de  eliminar la disidencia.

El odio y el miedo son pues dos emociones muy relacionadas, ya que aquellos movidos por el odio generarán acciones para inducir el miedo en el otro con el fin de evitar cualquier tipo de oposición. Pero con ello no solo se consigue eliminar disidencia, sino avisar a navegantes despistados, con lo cual muchos ciudadanos tomarán partido por las ideas de los agresores, simplemente por no convertirse en objetivo de los mismos (es de resaltar que este mismo procedimiento opera en el caso del bullying escolar que analizaremos en una entrada posterior).

Además, el miedo no solo puede emplearse como estrategia de control, sino que tiene una amplia utilidad para ganar la simpatía de terceros u observadores cuando se usa como estrategia de victimización. De hecho es muy común, también en las cercanías, ver cómo grupos violentos o terroristas tienen la desfachatez de considerarse las víctimas de fuerzas opresoras superiores que generalmente solo existen en su imaginación, aspecto que parece justificar suficientemente en sus conciencias que se asesine a niños de dos años.

Pero más allá de estos casos extremos, veamos algunos ejemplos, primero de cómo conjugan el odio y el miedo los nacionalistas:

“Apedrean la sede de UPyD en Barcelona” Fuente

“Un candidato de Solidaritat pide un tiro en la nuca para Albert Rivera” Fuente

“Unos encapuchados tiran piedras contra la sede del PSC en Ciutat Vella y pintan una estelada” Fuente

“Un programa de TV3 simula atentar contra el Rey, Millet y el columnista Sostres” Fuente

“Un activista independentista presenta 5.000 denuncias en cinco años contra comercios por utilizar el español” Fuente

Y un ejemplo muy actual del miedo como estrategia de victimización:

“Cuando a uno le pasan los cazas por encima de la cabeza se genera incertidumbre” (Raül Romeva)[Genial Carlos Herrera haciendo explícito el ridículo de su argumentación aunque el amigo Raúl, ya fuertemente reformado, ni siquiera llega a ser consciente de la memez que está diciendo] Fuente

Finalmente, la última de las estrategias de reforma del pensamiento que comentaremos será la creación de un sentido de trascendencia para el grupo y para el individuo a través de él.

El individuo es alguien temporal y limitado, consciente de su propia finitud. Por eso, una estrategia perfecta es convencerle de que forma parte de algo que él ha ayudado a construir y que quedará una vez se vaya, como un legado de su paso por el mundo que se torna en verdaderamente importante para la propia Humanidad. Es la razón que hace a algunos sujetos capaces de morir por una idea, asumiendo que la propia inmortalidad está en el recuerdo de su consecución. Así es como aparecen esas llamadas a hacer Historia, a la construcción de un ente nacional, de conseguir lo que los ancestros no pudieron… en definitiva a trascender.

Es en este punto donde aparece la figura del líder, ya que todo grupo queda en mayor o menos medida definido por él. El líder según algunas teorías (no todas) suele ser aquel que mejor encarna las características del grupo (su prototipo) y en los casos de los grupos de dinámica sectaria, suele ser elevado a la categoría de Mesías, el hombre elegido por Dios, la Fortuna o el Destino, para llevar al grupo a conseguir su meta final.

Por supuesto, hay que explotar la imagen de que ello conllevará en muchas ocasiones un sacrificio personal, incluso el de la propia existencia que pone en juego generosamente en pro de la consecución del objetivo grupal. Ante ese sacrificio tan enorme, los adeptos lógicamente solo pueden dar muestras de reconocimiento y ser solícitos ante las demandas del líder, pues cualquier atisbo de crítica sería una muestra de ser un completo desagradecido, cuando no un traidor a la causa.

Es por esto, que a poco espabilado que salga uno, lo primero que hará será dar muestras de lo mucho que se juega él o su grupo, y de lo poco que le importa su propio perjuicio con tal de llevar a cabo el objetivo para el que ha sido señalado por los dioses.

“Mas pide la mayoría absoluta: Irán a por mí para desestabilizar el proceso” [Mas se cubre las espaldas por su viaje a Rusia y de paso nos cuenta la persecución que sufre a costa de sacrificarse por el objetivo final] Fuente

“Mas: No nos pararán tribunales ni constituciones” [Aquí Mas ejerciendo de demócrata jugándose el tipo frente a todo para conseguir el objetivo grupal] Fuente

“Mas pide concentrar el voto soberanista en CiU y deja a ERC un papel de acompañamiento” [Aquí tenemos a Mas pidiendo el voto no para su propio beneficio y el de su partido, sino por conseguir la meta para la que está predestinado] Fuente

Así que después de haber visto en varios post algunas de las estrategias de reforma del pensamiento más comunes, solo queda plantearse cómo se ha llegado a esta situación y qué perspectivas de futuro nos esperan.

La primera pregunta es curiosa, porque en este caso no podemos achacar culpabilidad a los propios nacionalistas, sino a quienes debían oponerse a semejantes dislates, que no solo no lo han hecho, sino que han favorecido la estrategia de los primeros apoyando sus intenciones y lo que demuestra mayor estupidez, entregándoles recursos para llevarlas a efecto.

Las perspectivas que nos esperan son complicadas. Así como manipular, especialmente a través del odio, es extremadamente fácil, controlar o reconducir comportamientos derivados de este es extremadamente difícil, por lo que no sería irreal pensar en una escalada de violencia en un futuro inmediato con importantes derivaciones sociales que habrá que agradecer personalmente al señor Mas. Incluso aunque se controlase la vertiente comportamental, reconducir la zombificación planificada a la que se ha sometido a miles de personas será un proceso que llevará muchos años, y ello suponiendo que se hagan las cosas bien, cosa harto improbable.

Como último apunte, si me gustaría dejar constancia de una perspectiva personal. Siempre se ha dicho que el ser humano es un animal racional. Lo cierto es que es, antes que nada, un animal emocional, y la prueba más evidente de esto es que cualquier idiota puede manipular a los demás aprovechándose de las emociones, por ejemplo para sacar unos cuartos. Para muestra, pulse el botón (y tras leer la noticia no dejes de ver el vídeo hasta el final… si eres capaz).

Salud y Libertad.

[P.D.] Ante algunas preguntas que me habéis hecho sobre la relación de las técnicas de reforma del pensamiento con el lavado de cerebro, comentar que, aunque hay quien las identifica y socialmente se habla de las dos indistintamente, psicológicamente son cosas diferentes.

El lavado de cerebro se produce como una consecuencia adaptativa de una situación en la que la integridad física de la persona corre peligro y por tanto, se ve obligada a cambiar de forma de pensar y adecuarse a las exigencias de su agresor. Su utilidad parte de que compartir la perspectiva del agresor genera una forma de acercamiento que pueda llegar a una identificación entre ambos que evite el daño de este. El síndrome de Estocolmo es el ejemplo más evidente.

En las técnicas de reforma del pensamiento, más sutiles, no se da esta situación. Son técnicas en las que no existe una coacción aparente y que el propio sujeto entiende como adoptadas por el libre albedrío de sus decisiones.

Para entender mejor esta diferencia podéis consultar el siguiente enlace que muestra un caso real de lavado de cerebro.

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Psicología

Kirk Cameron y el nacionalismo catalán (3ª parte)

“El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad” (Albert Einstein)

Otra estrategia, de nuevo unida a las anteriores (vemos que todas las estrategias son circulares y se utilizan entrelazadamente), es la creación de un enemigo al que sistemáticamente culpabilizar de todos los males existentes y por venir. En realidad, esta estrategia ha sido muy conocida y utilizada en España, como cuando al amigo Pancho le daba por echar la culpa a la conspiración judeo-masónica hasta de la muerte de Manolete.

Pero como estamos en la comparativa con nuestro amigo Kirk, que para eso es el profesional del tema, vamos a centrarnos en “su enemigo”. Para Kirk y su Iglesia, el mayor enemigo es el Diablo (así, con mayúsculas), que actúa por medio de los más oscuros representantes. Entre ellos destaca especialmente uno de los colectivos más siniestros conocido por el hombre, aquel que según la perspectiva de su Iglesia, ya desde el inicio de los tiempos conspira para acabar con los principios de la Humanidad. Por supuesto se refiere al colectivo gay. ¿Pensáis que estoy de broma? Temblad. Aquí está la fuente y el video.

Os resumo la cita:

La homosexualidad es antinatural, perjudicial y destructiva de muchos de los principios de la civilización. El matrimonio es antiguo como el polvo, y se definió en el jardín entre Adán y Eva. Un hombre y una mujer hasta que la muerte os separe. Nunca intentaría redefinir el matrimonio. Y no creo que nadie debiera hacerlo“. (Kirk Cameron)

Con un par Kirk, los tienes más grandes que el caballo de Espartero. De hecho creo que la barbaridad de la premisa solo puede ser superada por el peso y la rotundidad del argumento: si así lo definieron Adán y Eva en el jardín del Edén mientras se comían una reineta, quiénes somos nosotros, pobres mortales, para llevar la contraria.

Quizás algunos piensen que el nacionalismo no ha llegado a estos niveles de reducción al absurdo en sus argumentaciones. Eso lo veremos más adelante, pero de momento nos centraremos en ejemplificar cómo se crea ficticiamente un enemigo. En el caso del pueblo catalán, España, que actúa día y noche sin descanso para eliminarla a través de sus múltiples tentáculos. Y qué mejor para ello que la vieja táctica Goebbeliana de repetir mil veces una mentira para que se convierta en una verdad. Algunos ejemplos recientes…

La Generalitat de Cataluña culpa al Gobierno del impago a las farmaciasFuente

Artur Mas culpa al Ejecutivo de Rajoy del último ajuste en CataluñaFuente

La Generalitat culpa al Gobierno de conducir a Cataluña a la asfixia socialFuente

La Generalitat culpa al Gobierno de los impagos (en centros sanitarios, educativos y sociales) y asegura que pagará antes de finales de agostoFuente

La Generalitat se queja de que el retraso del Fondo de Liquidez le obligará a pagar 24 millonesFuente

Catalunya aporta a la Seguridad Social 25.000 millones más de lo que recibe en prestaciones” (La Vanguardia) Fuente

¡Qué fantástico poder manipulador el de la culpabilización! No es casualidad que las religiones lo hayan utilizado como principal arma durante siglos. Eso sí, para que la culpabilidad cuaje como es debido, debemos convertirla en un mantra repetitivo y machacón que traspase la frontera del intelecto, y es aquí donde surge otra de las grandes estrategias de reforma del pensamiento que no debe dejarse al azar: el control de la información a la que se tiene acceso. Por eso es fundamental guiar a los individuos hacia aquella que queremos resaltar.

El hecho de que la realidad se conforme solo a través de lo que uno ve y conoce, nos lleva a una subestrategia dentro de la anterior, la focalización de la atención. ¿Y cómo focalizamos la atención de un tercero? Primero, dándole a conocer sólo aquello que queremos que conozca, y segundo, oh sorpresa, cargando emocionalmente el lenguaje de la información que está al mismo nivel de accesibilidad, lo que hace que prioricemos la atención sobre ella. ¿Van entendiendo por qué la formación en inteligencia emocional no se integra en los centros escolares? Sería altamente peligroso educar a la población en este ámbito, no sea que llegue a pensar por sí misma con las terribles consecuencias que ello acarrearía para la clase política.

En la página de la Iglesia de Kirk no encontrarás cualquier cosa. Desde la misma portada se focaliza la atención sobre aquellos temas más importantes y que siguen criterios de reforma del pensamiento: primero, la autoridad de quien está hablando, que se vea bien que es un Doctor y no “un cualquiera”; Esto se denomina el principio de autoridad, según el cual uno da más credibilidad a lo que dice otra persona cuando está reconocida como un experto o tiene un grado de conocimiento acreditado. Segundo, el apelar a la propia persona (en este caso la que visita la página) utilizando para ello un lenguaje cargado, como se puede ver en el acceso al cuestionario para ver si somos “buenas personas”. Y tercero, apelando de nuevo al ámbito emocional, enlazando a dos de los temas más polémicos de todos cuantos se tratan en la web y que suscitan una fuerte carga emocional para el individuo: los secretos del infierno y la polémica entre la teoría de la evolución y el diseño inteligente. Casi nada.

Para establecer la comparativa con el nacionalismo catalán, vamos a realizar un ejercicio muy simple. Vamos a visitar la sección de política de la web de La Vanguardia de hoy (16/10/2012) para ver cuáles son los temas que trata sobre la pre-campaña catalana. Nos encontraremos con esto:

Una asociación de militares pide el “estado de guerra” en CatalunyaFuente

Mas dice a Cameron y Salmond que su referéndum es un referente internacionalFuente

El Govern pone como ejemplo el proceso dialogado de Escocia ante las críticas de MadridFuente

El Govern garantiza que seguirán las sanciones lingüísticas porque el TC ha anulado una ley ya derogadaFuente

Arenas, de estilete contra el Estatut a mediador con CatalunyaFuente

El PP ve absurda la comparación de Catalunya con EscociaFuente

Si alguien no es capaz de identificar aquí algunos de los diferentes procedimientos que hemos comentado, lo mejor es que deje de leer y solicite ingreso urgente en Gandía Shore, donde sin duda tendrá un futuro prometedor. Así de primeras podemos ver la carga emocional: “estado de guerra”, “estilete contra el Estatut”; la culpabilización del enemigo y victimización propia: “las críticas de Madrid frente al diálogo escocés”, “absurda comparación con Escocia”; o el menosprecio y ridiculización del exogrupo (el enemigo): la España, tan tontita que “su TC anuló una ley ya derogada”…

Además, en este campo, otro elemento a considerar es que tan importante es lo que se dice como lo que no se dice, porque igual de significativo que focalizar la atención sobre unas noticias, es no focalizarlo sobre otras, lo que podemos llamar establecer el guión. ¿No es curioso que con la que está cayendo, en la pre-campaña catalana sólo se hable de la consulta de Escocia y la posible independencia, y no de los recortes, especialmente graves en sanidad, educación o servicios sociales? ¿Creen que es algo casual? ¿De verdad creen que es casualidad que vaya a ser uno de los pocos Gobiernos que vaya a ser re-elegido después de ser uno de los que más recortes ha efectuado? Es algo orquestado y planificado al milímetro, y la base de ello está en algo tan simple, tecnicismos aparte, como desviar la atención. De hecho, tampoco es casualidad que para ver noticias como esta otra, tengamos que recurrir a medios de Internet de carácter minoritario, pero que no figure en un periódico como La Vanguardia.

La mujer de Mas y la cuñada de Maragall: 400.000 euros de subvenciones en tres mesesFuente

¿Acaso no merece una noticia como esta, sea para difundirla o refutarla, un titular de primera página en medio de una pre-campaña catalana? ¿Quizás no tiene suficiente “tirón informativo”? ¿O es que lo que no conviene es que se hable del tema, no solo por el hecho en sí, sino por lo que podría suponer respecto a “focalizar la atención” sobre temas afines, no solo de CIU sino de todos los partidos políticos, abriendo la caja de los truenos?

Parece ya bastante obvio que todas estas estrategias requieren, si queremos que sean especialmente efectivas, un control absoluto de la información, y no solo nos referimos a la información que la persona recibe, sino siempre que sea posible, también a la que se difunde con carácter general. Es por eso que los grupos de dinámica sectaria siempre establecen un control férreo sobre lo que la persona puede o no leer, ver o utilizar como medio informativo, siendo una de sus primeras acciones crear revistas propias y si la economía lo permite, un programa o un canal de radio o televisión. La Iglesia de Kirk tiene su propio programa televisivo.

¿Y el nacionalismo catalán? Hombre, a estas alturas de la película no creo que haya que explicar con mucho detalle el entramado de medios de comunicación que ha creado la Generalitat para sus propios objetivos. Pero para que no me acusen de dogmatizar, aquí van algunos datos…

Primero de La Vanguardia

CIU ve razonables las multimillonarias subvenciones a La VanguardiaFuente

Sospechosas subvenciones a La VanguardiaFuente

La empresa de Godó encargada de imprimir La Vanguardia despedirá al 29% de su plantilla a pesar de recibir 5,5 millones de la GeneralitatFuente

CIU ayudó más a La Vanguardia que a todos los demás diarios juntosFuente

Artur Mas compra los favores del Grupo Godó por 9 millones de eurosFuente

Mas entrega en 2011 otros 5,5 millones de euros a Godó para La VanguardiaFuente

Y cómo no, de TV3

TV3 ha recibido 840 millones en subvenciones desde el inicio de la crisisFuente

La sanidad catalana, al borde del rescate mientras TV3 se lleva 1.900 millonesFuente

El Govern diseña el impuesto para financiar TV3 a espaldas de la CCMAFuente

TV3 escapa a los recortes de MasFuente

Las bromas de TV3: “Al Rey le deberíamos meter cuatro tirosFuente

TV3 entrevista a Mas hasta cinco veces en menos de quince días” (15/10/2012, precampaña electoral) Fuente

Un periodista de TV3 abucheado por su parcialidad en un debate con Albert Rivera” (el otro contertulio era de CIU) Fuente

La Generalitat no deja que TV3 muestre el tiempo del resto de EspañaFuente

Albert Rivera: TV3 está al servicio de la separación, de la confrontación y del conflictoFuente

Cualquier institución catalana es siempre un algo más, se trate del Barça, TV3, La Caixa o La Vanguardia. Esa plusvalía del ser es, y muy precisamente, el puro efecto de la subvenciónFuente

Mas ganará las elecciones porque la tele y la radio pública trabajan por la independencia y en solo dos años le han comido el coco al 75% de la población que quiere una consulta” (Albert Saez, expresidente de la Corporación Catalana de Medios audiovisuales) Fuente

[Continuación… que hay mucho más]

Salud y libertad

6 comentarios

Archivado bajo Política, Psicología