Archivo de la etiqueta: nacionalismo

Cataluña: el síndrome del niño emperador

“Podrían engendrarse hijos educados si lo estuvieran los padres” (Goethe)

Niño emperadorEn el ámbito educativo se conoce como síndrome del niño emperador a la condición del menor caracterizada por un comportamiento disruptivo cuyos síntomas son la agresión física y psicológica hacia los progenitores o las figuras de autoridad, una conducta desafiante con dificultades para canalizar la expresión de la ira y una persistencia en la violación de las normas y límites familiares que se acompañan de un alto nivel de egocentrismo, baja tolerancia a la frustración, escasa empatía y falta de autoestima.

Este fenómeno, también conocido en el ámbito clínico como trastorno negativista-desafiante u oposicionista (aunque habría ciertos matices diferenciales), comenzó a estudiarse en profundidad dada la alarmante proliferación de casos que se produjo en China como consecuencia de la política del hijo único, momento en que  comenzó a sospecharse que los patrones educativos familiares influían de manera notable en el aumento de casos, más teniendo en cuenta que afectaba especialmente a chavales de cierto nivel socioeconómico.

Dos de las variables que parecían tener especial relevancia en la aparición del trastorno eran la total ausencia de autoridad y exceso de permisividad de los padres, unidos a una sobreprotección importante, lo que generaba en el niño un egocentrismo y egoísmo ilimitado: el niño se sentía dios y se consideraba el centro del mundo, de forma que entendía que todo y todos estaban ahí para él, para satisfacer sus demandas y caprichos porque era especial. En definitiva, un niño mimado que se consideraba mejor que cualquier otro y digno de alabanza, exigiendo en todo momento atención y la satisfacción de sus deseos porque siempre se le había tratado como si fuera único y así lo mereciera.

A veces la extrapolación que puede hacerse entre las características individuales y los procesos sociales es ciertamente certera, como ocurrió con el documental “La Corporación”, que describía cómo si se aplicaban características humanas a las multinacionales, un amplio porcentaje de estas acabarían teniendo el diagnóstico de psicopatía.

Lo descrito con el caso del síndrome del niño emperador es perfectamente aplicable al caso de Cataluña, dejando al margen los procesos de ingeniería social que ya hemos analizado. Cataluña no deja de ser hoy un niño malcriado y consentido al que durante mucho tiempo se le ha hecho creer que es especial y al que no se le han dado los dos azotes necesarios cuando la situación lo requería. De hecho, cuando se ha planteado la necesidad de encauzar a ese pequeño déspota que siempre ha recibido todos los caprichos (el emperador) han aparecido las habituales voces acusadoras de algunos vecinos que al grito de “fascistas” exigían que no se regañara al niño y que se le diera un pedazo más de tarta. Y es que siempre hay quien busca el aplauso social desde su impostada superioridad moral cuando no tiene que sufrir en su vida diaria las consecuencias de lo sermoneado.

En realidad, hasta aquí, nada hay nuevo bajo el sol, ni siquiera el hecho de que, como en tantas ocasiones, haya tenido que ser otro padre el que venga a darnos una lección de educación y coherencia con su ejemplo, para ponernos en el espejo de nuestras malas prácticas. El Tribunal Constitucional alemán prohíbe a Baviera realizar un referendum de independencia por ir contra la Constitución, ya que la soberanía recae en el pueblo alemán.

Salud y libertad…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Educar, Política

Imposición nacionalista ya en Asturias

“El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás” (Herbert Spencer)

La última en Asturias parece ser una nueva concesión de los mamporreros del PSOE al lobby político-partidista nacionalista para incluir de forma obligatoria en el curriculum de primaria el asturiano en cualquiera de sus vertientes: o bien la denominada Llingua Asturiana o para aquellos que no la deseen, la alternativa de cultura asturiana, en cualquier caso una asignatura supuestamente de libre elección con la que se trata de imponer a los padres una decisión la quieran o no, bajo el insulto de una falsa elección.

Prescindiendo del tema de la Llingua, que me parece muy bien que se oferte y sea cursada por todos aquellos que así lo soliciten, y de la cultura asturiana, considerándome un auténtico enamorado de la mitología asturiana desde que leí a Constantino Cabal (por lo que no tolero el reparto de carnet de los babayos de siempre que no han leído ni una coma ni saben de qué va la copla), el problema de nuevo viene por el intento de imposición vergonzante para todos de lo que solo desean algunos, fundamentándose como no podía ser de otra manera en la más nauseabunda tergiversación o directamente en la mentira política.

Esto puede apreciarse si consideramos que el principal argumento de la consejera de educación, Ana González, es que el asturiano “es una demanda de la comunidad educativa, no una imposición”. Pero si leemos la noticia del diario La Nueva España, nos enteramos de que para la consejera dicha comunidad educativa está formada por “los sindicatos, asociaciones de padres y madres como la FAPA Miguel Virgós, o FAPA Xixón, y a la Academia de la Llingua”.

Algo no cuadra, más si vamos a la web educastur donde nos señala que existen cuatro Federaciones de AMPAS: COAPA, CEAPA, CONCAPA y la mencionada Virgos. Así que mi primera duda es (porque lo desconozco, no insinúo nada) por qué se considera que una Federación de AMPAS de cuatro existentes representa a la comunidad educativa, teniendo en cuenta el carácter local de la otra.

Y por supuesto, prescindiendo de los sindicatos, tan politizados ellos y tan al rabo siempre de quien reparte las subvenciones, me pregunto cómo la consejera tiene la absoluta desfachatez de incluir entre los representantes de la comunidad educativa a la Academia de la Llingua, que no representa a nadie en dicha comunidad, y que desde luego es arte y parte en el asunto, porque estará encantada del cambio aunque solo sea para colocar a sus amiguetes y asociados. Porque si el lobby llingüístico tiene una utilidad evidente, nadie lo duda, es chupar subvenciones y crear puestos de trabajo artificiales en los que colocar a los colegas como ya ha ocurrido en tantos lugares de la geografía. Todavía recuerdo en mi primer acercamiento al mundillo literario hace unos años cuando me dijeron: “Tío, escribe en asturiano. La Academia de la Llingua tiene subvenciones y está publicándolo todo aunque sea una mierda para promocionar la llingua. Es el momento” (Lo cierto es que ignoro si era cierto o un simple rumor).

De hecho, no deja de ser paradójico que ante tal consenso educativo, en tan solo unos pocos días ya se haya constituido un grupo de padres que, con buen criterio, no entienden que se imponga a sus hijos un idioma que ni siquiera es co-oficial en la propia Comunidad Autónoma. Un grupo que va creciendo progresivamente, y que en la plataforma Change.org suma ya casi 1.500 firmas de adhesión.

En todo caso, el tema de la elección forzosa y de las manipulaciones promovidas por miserables en esta imposición no es nuevo. Recuerdo cómo a comienzos de este curso una impresentable maestra de cierto colegio, ante la falta de solicitudes para cursar asturiano, fue con toda su miseria hablando con los padres, diciéndoles que su hijo era el único que no se había matriculado en asturiano, por lo que estaría marginado y al margen del grupo si no lo hacía. Obviamente, la cosa coló entre varios padres hasta que el tema se comentó más adelante, cuando ya el curso estaba avanzado. Una pena que las tragaderas de muchos para evitar problemas sean mayores que su deseo de libre determinación.

También cómo el año pasado, algunos padres de los chiquillos que cursaban religión y asturiano, se quejaron de las alternativas (un programa de desarrollo de la inteligencia e informática), pues sus hijos no iban a poder cursar esas fantásticas asignaturas alternativas. Y es que aquí está el verdadero problema del tinglado, no se trata solo de que sus hijos cursen lo que les viene en gana, sino de condicionar (e imponer) lo que tienen que cursar los hijos de otros.

Porque a mí, me parece estupendo que sus hijos reciban clases de asturiano, religión, esperanto o cienciología aplicada con matices de reiki IV, pero me molesta profundamente que pretendan imponer a los de los demás un aprendizaje que no se considera básico y elemental (o peor aún, que les adoctrina, pues ya sabemos de qué va la copla por lo existente en otras comunidades) cuando podrían estar formándose en otros aspectos (idiomas, tecnologías, salud…) que considero serían mucho más importantes para su vida personal y profesional.

De hecho, no dejo de preguntarme si precisamente en esta situación no hay algo de política maquiavélica. Quizás esos políticos tan “preocupados” por el asturiano lo que pretenden es que, apelando a la emocionalidad primaria del nacionalismo provinciano, sean los propios ciudadanos los que pidan seppuku en masa, mientras sus hijos estudian varios idiomas en colegios privados al estilo nacionalista catalán, o se forman en idiomas mayoritarios en las academias privadas que gustosamente pagan al salir de los centros escolares.

Esto, en una “ficción maquiavélica” claro está, garantizaría en el futuro una mayor competencia personal, profesional y laboral que aseguraría el relevo generacional en la cúspide social. Y oye, ¿qué mejor manera de conseguir superioridad frente al resto que haciendo que la propia masa social en desventaja la pida aplaudiendo las medidas que la garantizan con las orejas?

En fin, esperemos que no cunda el ejemplo, no sea que además de elegir entre llingua asturiana y cultura asturiana, el año que viene tenga que elegir también entre religión católica y fe católica. Ante tanta alternativa, no sabría qué elegir…

Y para finalizar, les invito a ver este video en el que pueden apreciarse los delirios y la psicosis que se generan cuando se permite a fanáticos nacionalistas meter el focico (n´asturianu) en la educación:

Salud y (a ver si algunos se lo meten en la cabeza) LIBERTAD

 

8 comentarios

Archivado bajo Educar, Política

Kirk Cameron y el nacionalismo catalán (5ª parte y final)

“No ha lugar la razón contra la fuerza de la pasión” (Petrarca)

Tras analizar en el anterior post las diversas formas de adoctrinamiento desde la más tierna infancia con el agravante de aprovechar la propia estructura del sistema educativo, no dejaríamos completo este apartado si no incluyéramos un ejemplo visual del tema. En él podemos apreciar una muestra de la más absoluta miseria moral de alguien a quien jamás se debería haber permitido dedicarse a la enseñanza por su perfil fanático y manipulador (¡momento patrocinado por Telepizza!).

Pero yendo más allá del ámbito educativo y de las estrategias que ya hemos comentado, todavía podemos ver algún aspecto que nos permite completar el análisis sobre estos procedimientos de reforma del pensamiento de masas. Así que para finalizar mostraremos ejemplos de una manipulación emocional directa y del inevitable mesianismo, que no puede obviarse en ningún procedimiento de control que se precie.

Como hemos visto, muchas de las estrategias de reforma del pensamiento se basan en saltarse los principios del análisis racional para apelar directamente a la emoción. Podría lograrse el mismo objetivo de otras formas, partiendo de los cambios establecidos por la teoría de la disonancia cognitiva, pero el hecho de comenzar por el aspecto emocional tiene una razón. De los tres elementos: conductas, cogniciones y emociones, es el más fácil de manipular.

A nivel individual y si tenemos posibilidad puede ser mucho más fácil, por ejemplo, partir del control de la conducta. ¿Cómo? Imaginemos que le damos un trabajo bien remunerado a un individuo. Muchos de los políticos que han pasado al ámbito independentista, o de un partido a otro, lo han hecho por este procedimiento. Se les da un trabajo bien remunerado de designación política, en el que saben perfectamente qué tienen que hacer y qué no, para conservarlo. Así, tienen que comportarse en su cargo de una determinada forma y defender unos determinados postulados, de tal modo que sus emociones y pensamientos se adaptan a la forma de comportarse. Y cuidado con moverse de ese espacio, porque de ello depende seguir en el cargo ganándose el jornal y el suplemento para el “elite package”. Así, aunque de forma inicial realmente su motivación es externa, como es conseguir un cargo reputado socialmente y una buena suma de dinero, con el tiempo y para mantener el sentido de coherencia, acabarán asumiendo los postulados que inicialmente defendieron de forma artificial.

Pero seguiremos con las técnicas de reforma colectivas. La manipulación emocional directa se consigue induciendo emociones a las masas a través de las múltiples estrategias que hemos visto: control de la información, creación de un enemigo, polarización de posturas…

Los grupos de dinámica sectaria de vertiente religiosa siempre han partido de crear lazos emocionales afectivos con personas que en un determinado momento son vulnerables por su situación personal. ¿Recordáis cómo Kirk fundó un campamento para niños enfermos o sus vídeos en que se acercaba a la gente de forma artificialmente amistosa con un objetivo de salvación? De esta forma, la persona vulnerable va siendo acogida por el nuevo grupo y apartada posteriormente de su ambiente habitual. Una vez que ha sido totalmente integrada, y utilizando el miedo (al infierno, al mundo, a la soledad…), estará en disposición de aceptar cualquier visión del grupo para evitar ser rechazada, lo que rompería su nueva red social y los lazos afectivos que le unen a ella.

Pero los nacionalismos, aunque utilizan el miedo con el mismo desparpajo que cualquier grupo sectario, siempre han tenido predilección por la manipulación de una emoción más intensa, que si bien es más útil para controlar al personal inicialmente, es mucho más difícil de controlar en un segundo momento. Nos referimos al odio.

La inducción de odio para manipular a las masas ha sido una estrategia utilizada desde siempre por los nacionalismos, ya que la propia existencia de cualquier grupo (y por tanto de los nacionalismos) se basa en dos elementos: la diferenciación con otro y la superioridad en la comparación con este. Esto es así porque la primera fase en la formación y desarrollo de un grupo es la identificación grupal (Worchel, 1992). Para que se dé tal identificación, un grupo tiene que justificar su existencia haciéndose diferente de otros grupos, pero además tiene que demostrar que es mejor en algunos aspectos con el fin de resultar atractivo para los potenciales miembros. De hecho, otra de las características de esta fase inicial es la enorme presión en busca de la unidad, lo que se logra buscando la conformidad de los integrantes con las bases establecidas que conforman la identidad grupal. Lógicamente, esto conlleva conflictos con el resto de grupos de los que trata de diferenciarse y a los que tiene que despreciar para fundamentar su superioridad en la comparación.

Qué mejor para los nacionalistas que inducir la diferenciación con otro grupo (el español), al que además de despreciar, pueden considerar como un enemigo que pretende destruirles. ¡Todo en uno!

El odio en sí es una de las emociones más intensas que existen y de hecho no puede analizarse sin tener en cuenta la otra emoción relacionada intrínsecamente con ella, el miedo. Porque así como el odio produce una intensa activación y lleva a actuar, el miedo, en un periodo inicial, mueve a todo lo contrario, la parálisis, lo que bien llevado puede lograr el interesante objetivo de  eliminar la disidencia.

El odio y el miedo son pues dos emociones muy relacionadas, ya que aquellos movidos por el odio generarán acciones para inducir el miedo en el otro con el fin de evitar cualquier tipo de oposición. Pero con ello no solo se consigue eliminar disidencia, sino avisar a navegantes despistados, con lo cual muchos ciudadanos tomarán partido por las ideas de los agresores, simplemente por no convertirse en objetivo de los mismos (es de resaltar que este mismo procedimiento opera en el caso del bullying escolar que analizaremos en una entrada posterior).

Además, el miedo no solo puede emplearse como estrategia de control, sino que tiene una amplia utilidad para ganar la simpatía de terceros u observadores cuando se usa como estrategia de victimización. De hecho es muy común, también en las cercanías, ver cómo grupos violentos o terroristas tienen la desfachatez de considerarse las víctimas de fuerzas opresoras superiores que generalmente solo existen en su imaginación, aspecto que parece justificar suficientemente en sus conciencias que se asesine a niños de dos años.

Pero más allá de estos casos extremos, veamos algunos ejemplos, primero de cómo conjugan el odio y el miedo los nacionalistas:

“Apedrean la sede de UPyD en Barcelona” Fuente

“Un candidato de Solidaritat pide un tiro en la nuca para Albert Rivera” Fuente

“Unos encapuchados tiran piedras contra la sede del PSC en Ciutat Vella y pintan una estelada” Fuente

“Un programa de TV3 simula atentar contra el Rey, Millet y el columnista Sostres” Fuente

“Un activista independentista presenta 5.000 denuncias en cinco años contra comercios por utilizar el español” Fuente

Y un ejemplo muy actual del miedo como estrategia de victimización:

“Cuando a uno le pasan los cazas por encima de la cabeza se genera incertidumbre” (Raül Romeva)[Genial Carlos Herrera haciendo explícito el ridículo de su argumentación aunque el amigo Raúl, ya fuertemente reformado, ni siquiera llega a ser consciente de la memez que está diciendo] Fuente

Finalmente, la última de las estrategias de reforma del pensamiento que comentaremos será la creación de un sentido de trascendencia para el grupo y para el individuo a través de él.

El individuo es alguien temporal y limitado, consciente de su propia finitud. Por eso, una estrategia perfecta es convencerle de que forma parte de algo que él ha ayudado a construir y que quedará una vez se vaya, como un legado de su paso por el mundo que se torna en verdaderamente importante para la propia Humanidad. Es la razón que hace a algunos sujetos capaces de morir por una idea, asumiendo que la propia inmortalidad está en el recuerdo de su consecución. Así es como aparecen esas llamadas a hacer Historia, a la construcción de un ente nacional, de conseguir lo que los ancestros no pudieron… en definitiva a trascender.

Es en este punto donde aparece la figura del líder, ya que todo grupo queda en mayor o menos medida definido por él. El líder según algunas teorías (no todas) suele ser aquel que mejor encarna las características del grupo (su prototipo) y en los casos de los grupos de dinámica sectaria, suele ser elevado a la categoría de Mesías, el hombre elegido por Dios, la Fortuna o el Destino, para llevar al grupo a conseguir su meta final.

Por supuesto, hay que explotar la imagen de que ello conllevará en muchas ocasiones un sacrificio personal, incluso el de la propia existencia que pone en juego generosamente en pro de la consecución del objetivo grupal. Ante ese sacrificio tan enorme, los adeptos lógicamente solo pueden dar muestras de reconocimiento y ser solícitos ante las demandas del líder, pues cualquier atisbo de crítica sería una muestra de ser un completo desagradecido, cuando no un traidor a la causa.

Es por esto, que a poco espabilado que salga uno, lo primero que hará será dar muestras de lo mucho que se juega él o su grupo, y de lo poco que le importa su propio perjuicio con tal de llevar a cabo el objetivo para el que ha sido señalado por los dioses.

“Mas pide la mayoría absoluta: Irán a por mí para desestabilizar el proceso” [Mas se cubre las espaldas por su viaje a Rusia y de paso nos cuenta la persecución que sufre a costa de sacrificarse por el objetivo final] Fuente

“Mas: No nos pararán tribunales ni constituciones” [Aquí Mas ejerciendo de demócrata jugándose el tipo frente a todo para conseguir el objetivo grupal] Fuente

“Mas pide concentrar el voto soberanista en CiU y deja a ERC un papel de acompañamiento” [Aquí tenemos a Mas pidiendo el voto no para su propio beneficio y el de su partido, sino por conseguir la meta para la que está predestinado] Fuente

Así que después de haber visto en varios post algunas de las estrategias de reforma del pensamiento más comunes, solo queda plantearse cómo se ha llegado a esta situación y qué perspectivas de futuro nos esperan.

La primera pregunta es curiosa, porque en este caso no podemos achacar culpabilidad a los propios nacionalistas, sino a quienes debían oponerse a semejantes dislates, que no solo no lo han hecho, sino que han favorecido la estrategia de los primeros apoyando sus intenciones y lo que demuestra mayor estupidez, entregándoles recursos para llevarlas a efecto.

Las perspectivas que nos esperan son complicadas. Así como manipular, especialmente a través del odio, es extremadamente fácil, controlar o reconducir comportamientos derivados de este es extremadamente difícil, por lo que no sería irreal pensar en una escalada de violencia en un futuro inmediato con importantes derivaciones sociales que habrá que agradecer personalmente al señor Mas. Incluso aunque se controlase la vertiente comportamental, reconducir la zombificación planificada a la que se ha sometido a miles de personas será un proceso que llevará muchos años, y ello suponiendo que se hagan las cosas bien, cosa harto improbable.

Como último apunte, si me gustaría dejar constancia de una perspectiva personal. Siempre se ha dicho que el ser humano es un animal racional. Lo cierto es que es, antes que nada, un animal emocional, y la prueba más evidente de esto es que cualquier idiota puede manipular a los demás aprovechándose de las emociones, por ejemplo para sacar unos cuartos. Para muestra, pulse el botón (y tras leer la noticia no dejes de ver el vídeo hasta el final… si eres capaz).

Salud y Libertad.

[P.D.] Ante algunas preguntas que me habéis hecho sobre la relación de las técnicas de reforma del pensamiento con el lavado de cerebro, comentar que, aunque hay quien las identifica y socialmente se habla de las dos indistintamente, psicológicamente son cosas diferentes.

El lavado de cerebro se produce como una consecuencia adaptativa de una situación en la que la integridad física de la persona corre peligro y por tanto, se ve obligada a cambiar de forma de pensar y adecuarse a las exigencias de su agresor. Su utilidad parte de que compartir la perspectiva del agresor genera una forma de acercamiento que pueda llegar a una identificación entre ambos que evite el daño de este. El síndrome de Estocolmo es el ejemplo más evidente.

En las técnicas de reforma del pensamiento, más sutiles, no se da esta situación. Son técnicas en las que no existe una coacción aparente y que el propio sujeto entiende como adoptadas por el libre albedrío de sus decisiones.

Para entender mejor esta diferencia podéis consultar el siguiente enlace que muestra un caso real de lavado de cerebro.

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Psicología

Kirk Cameron y el nacionalismo catalán (4ª parte)

Cuidado con el hombre que habla de poner las cosas en orden. Poner las cosas en orden siempre significa poner las cosas bajo su control” (Diderot)

Comentábamos en el post anterior la estrategia de control del acceso a la información de los ciudadanos y su forma de operativizarla, lo que sin duda constituye una de las armas más eficaces que desde siempre han utilizado los grupos cuando aplican técnicas de reforma del pensamiento. No obstante, aunque controlar la información de los adultos es eficaz, siempre cabe la posibilidad de que en un momento determinado el propio inconsciente despierte del letargo para recordar que las cosas pueden ser vistas desde otra perspectiva, ya que los conocimientos previos al proceso de manipulación siguen estando latentes.

Por eso existe una estrategia mejor aún, la estrategia más eficaz (y repugnante) de todas, que anula de facto la posibilidad de que se contemple una perspectiva diferente a la que se quiere inculcar. Se trata de la estrategia de inducir un pensamiento único desde la infancia a través de la educación.

En el caso de Kirk no deja de ser curioso que a la par que fundaba su Iglesia, la otra cosa que se apresurase a crear fuera un campamento para niños enfermos. Como es un tema delicado, no voy a afirmar con rotundidad que lo planificara deliberadamente como una estrategia de control. A lo mejor es verdad que le invadió la bondad en base a sus creencias y lo hizo con la mejor intención del mundo. No obstante, conociendo las técnicas de reforma del pensamiento y el funcionamiento de los grupos de dinámica sectaria no deja de ser una casualidad, ya que muchos de estos grupos se interesan por actividades para jóvenes y especialmente por aquellos en situaciones emocionalmente vulnerables.

Y es que adoctrinar a los más pequeños, aquellos que aún no han sido “contaminados” por ideas ajenas a las que se pretenden inculcar, siempre ha sido especialmente efectivo, primero por su facilidad, dado que se trabaja con mentes acríticas, y segundo por la simplicidad y efectividad con este colectivo de otra de las grandes estrategias, el condicionamiento operante.

Para no aburrir y resumiendo, el condicionamiento operante aplicado a este ámbito consiste en reforzar positivamente la conducta que queremos inculcar, y reforzar negativamente la conducta que queremos rechazar. Con niños son especialmente efectivos los reforzadores sociales, de forma que manipularlos es tan simple como sonreírles, darles señales de aprobación, mostrarles afecto, motivarles o prestarles atención mientras realizan las conductas o comentan los pensamientos que nos interesa potenciar; o bien, mostrar desaprobación, tristeza, signos de decepción o retirarles la atención, cuando queremos que reduzcan su conducta o cambien su forma de pensar, operativizada a través de sus manifestaciones verbales.

A esto hay que añadir que desde estructuras educativas en que se trabaja con menores es mucho más fácil inculcar auténticas barbaridades o realidades ficticias, pues estos no serán conocedores en muchos casos de la realidad que se trata, ni mucho menos  de los procesos de manipulación. Si a un niño le dices desde que nace que la capital de España es Málaga, la capital de España será Málaga.

Esta especial facilidad de manipulación de los menores no es impedimento para que a los adultos se les puedan inculcar aberraciones semejantes desde el punto de vista lógico, pero el mecanismo será otro, concretamente aprovecharse de la disonancia cognitiva que ya hemos comentado, una vez se hayan conseguido manipular las emociones y las conductas. Es entonces cuando gracias a la disonancia estaremos en disposición de acomodar su pensamiento a lo que nos dé la gana, teniendo en cuenta que cualquier información que atente contra los otros dos elementos anteriores será minimizada o rechazada.

Cuando Kirk justificaba la antinaturalidad del matrimonio homosexual con un argumento tan logrado como que Adán y Eva habían establecido el concepto de matrimonio, decíamos que veríamos más adelante cómo el nacionalismo podía llegar a invadir la mente de algunos hasta el punto de aceptar hechos peregrinos sin el más mínimo procedimiento de crítica, pero hay un ejemplo mucho más divertido. En este vídeo verás como Kirk  y su coleguita de la Iglesia, Ray Confort, muestran en un minuto y diez segundos, la “auténtica pesadilla de los ateos”. La demostración de que Dios creó el mundo por las señales que nos transmite… ¡un PLÁTANO!

Este tipo de argumentaciones ilógicas son muy típicas cuando los procedimientos de reforma del pensamiento ya están muy avanzados y el adepto ha sido preparado para aceptar cualquier tipo de idea o pensamiento que queramos que acepte. De ahí que pueda resultar tan difícil para algunos entender como una persona aparentemente normal, ha llegado a creerse los disparates de algunos grupos de dinámica sectaria. La respuesta como hemos visto, es que no han operado a través de la razón y la lógica, sino de la emoción y la conducta.  Lo único que hace el pensamiento (destruido el procedimiento de razonamiento lógico) es ajustarse a la forma de sentir y comportarse que le han inducido previamente.

En el caso del nacionalismo, una buena senda de la manipulación se ha recorrido a través de los libros de texto, donde en los casos más leves podemos ver ejemplos de datos que casan muy mal con la realidad.

“Los juegos olímpicos de 1992 fueron el punto álgido de la reconstrucción nacional de Cataluña”  (Ni una palabra de la Expo de Sevilla)

“Cataluña está formada por Barcelona, Tarragona, Lleida, Girona, la Cataluña norte, la franja del poniente, el País Valenciano y las Islas Baleares”. El capítulo la formación de España”se catalaniza por los orígenes de la modernidad. España aparece sólo vinculada a una foto de un hombre con uniforme falangista y brazo en alto”

“El capítulo Democracia y Autonomía: el nuevo orden mundial se ilustra con una foto llena de banderas independentistas.

Fuente

“Cómo reinventar el Reino de Aragón en corona catalanoaragonesa en una misma página”

“José de Calasanz, el santo catalán que nació en Huesca”

 “En Cataluña, una de las editoriales con mayor presencia en los pupitres escolares es La Galera, perteneciente al grupo Enciclopèdia Catalana. Su libro de Historia de 4º de ESO dedica una página completa al estudio de los grafiti, con ejercicios extraescolares incluidos. También se explaya en el género de la entrevista con cuatro fotografías de una llorosa Lady Di ante las cámaras de televisión. Pero a la Constitución española sólo se le dedican dos escasas referencias. Entre las 28 actividades que se le proponen a los alumnos en ese capítulo se incluye descifrar las siglas SEAT, buscar información sobre las marcas catalanas Derbi, Bultaco y Montesa y sobre el movimiento de la Nova Cançó. De la Constitución, ni palabra”

Fuente

“En Barcelona, un joven puede rebuscar en su libro el Siglo de Oro y no hallarlo. O interesarse por los Juegos Olímpicos del 92, el mayor acontecimiento internacional y deportivo celebrado en su ciudad, y solo encontrar que fueron el punto álgido en la reconstrucción nacional [de Cataluña]. De la lluvia de medallas y del oro que España logró en fútbol en el Camp Nou, ni una palabra. Pero sí un extenso ejercicio para la asignatura de Lengua catalana con la simulación, por parte del alumno, de la retransmisión radiofónica de la final de la Copa del Mundo entre Brasil y Cataluña.

Fuente

“Un manual de 5º de Primaria detalla que: «Por razones políticas, comerciales o económicas y culturales, Cataluña ha establecido lazos muy fuertes con los pueblos vecinos de la Europa mediterránea y, sobre todo, con los pueblos del Estado español». («Conocimiento del Medio Social y Cultural», de la editorial Santillana»)”

“Al tratar los ríos de Cataluña, se recomienda a los alumnos que coloreen de azul los ríos que desembocan en el Ebro. Se refiere a ellos como la red pirenáica del Segre-Cinca, sin especificar que el río Ebro no pertenece a la red hidrográfica catalana. El texto («El medio físico en Cataluña», Cuaderno 1, de A. Vilarasa) confunde al alumno y le indica que el Ebro es un río de «recorrido pequeño», pese a ser el más caudaloso”

“El derecho de autodeterminación es una constante en muchos manuales educativos; en algunos se destaca que «el acatamiento del marco constitucional vigente no significa la renuncia del pueblo catalán a la autodeterminación», que se plantea como un derecho. (Escànner 6. Los límites de la libertad. Ciencias Sociales. Segundo ciclo de ESO)”

Fuente

No obstante, también podemos ver ejercicios de manipulación mucho más serios, donde ya sin ningún tipo de limitación el adoctrinamiento es brutal y apela a una auténtica Historia-Ficción, que es ya asumida y difundida por algunos ciudadanos, y lo que es peor, historiadores de corte nacionalista.

Un buen ejemplo de ello, lo podemos ver en Catalonia Tours. Esta web turística impulsada por la Consejería de Empleo y Empresa de la Generalitat, que ofrece entre otros servicios tours escolares, nos invita a conocer “la milenaria nación catalana desde una auténtica visión de la realidad, de las raíces y de la historia, para mostrar todo aquello que no se explica”.

Entre sus principales “enseñanzas” están las respuestas a preguntas como:

1.- ¿Queréis saber por qué se esconde al mundo que los catalanes hicimos el descubrimiento de América? Fuente

2.- ¿Queréis conocer los orígenes helénicos del pueblo catalán, lo que fundamenta sus raíces democráticas frente a la tradición impositiva e inquisitorial del derecho romano de los españoles? Fuente

3.- ¿Queréis visitar donde España colgó durante doce años la cabeza del General Moragues (nuestro Braveheart), en la batalla de 1714 cuando Barcelona cayó en manos de los españoles y la nación catalana perdió su Estado de más de 700 años? Fuente

Sin duda un buen ejemplo comparable al plátano de Kirk que podríamos denominar en lugar de la pesadilla de los ateos, la pesadilla de los españoles. O quizás, siendo más realistas, la pesadilla de la educación en Cataluña, que no debemos olvidarlo, está a la cabeza en cuanto a datos de fracaso y abandono escolar. Fuente

¿Es realmente casualidad o tal vez existe una relación directa entre la destrucción de la educación catalana (fundamennalmente la pública) y los procedimientos de manipulación social que se llevan sistemáticamente desarrollando en esta comunidad desde hace años? Y a esto habría que sumar que este particular no afecta a los hijos/as de la casta política ni de la burguesía catalana, que envía a sus retoños a colegios internacionales trilingües (español, inglés y alemán) mientras deja que sea la propia ciudadanía adoctrinada quien se autoexcluya de las oportunidades de una educación de calidad, exigiendo más y más limitaciones para sus propio futuro.

 [Continuación…]

 Salud y libertad

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Psicología

Kirk Cameron y el nacionalismo catalán (2ª parte)

“Quien no quiere pensar es un fanático; quien no puede pensar, es un idiota; quien no osa pensar es un cobarde” (Sir Francis Bacon)

Tras ver el sobrecogedor vídeo formativo de Kirk en la primera parte del tema enseñándonos a iniciar un proceso de evangelización para su Iglesia, vamos a centrarnos como decíamos en los procedimientos de reforma del pensamiento, para ver que son utilizados con más frecuencia de lo que parece y no solamente por grupos de dinámica sectaria.

Empezaremos con un poco de teoría (poco) para pasar luego a ver los ejemplos prácticos.

El primer punto que hemos de tener en cuenta es que para manipular eficazmente a alguien, este no debe darse cuenta de que está siendo manipulado. Si es consciente de ello, reaccionará para mantener su necesidad de autonomía, que según la teoría de la autodeterminación (Ryan y Deci, 2008)*, es una de las tres necesidades básicas humanas junto con la necesidad de competencia y la necesidad de relacionarse.

La necesidad de autonomía implica que uno se sienta actor y origen de su propia conducta (lo que no quiere decir que lo sea), la necesidad de competencia supone sentir que las propias conductas son efectivas para aquello que pretenden conseguir y la necesidad de relacionarse impele a sentirse conectado a los demás incluyendo un sentido de pertenencia a una comunidad*.

Por ello, para manipular a cualquier persona o globalmente a las masas, ya podemos extraer una primera lección con dos principios fundamentales.

El primer principio, que la manipulación será un proceso lento y gradual, pues si tratáramos de forzarlo la persona podría darse cuenta de que está ante un grosero intento de controlarla, lo que la haría reaccionar en sentido contrario (reactancia psicológica). Esto a su vez conlleva una ventaja para el grupo manipulador, ya que si consigue establecer la manipulación, la víctima negará tal circunstancia, pues sería muy duro para ella asumir que ha actuado de tal forma por un procedimiento de engaño y no por su propio sentido de autonomía.

El segundo principio, que dado que la necesidad de relación es una necesidad básica, todo individuo busca en realidad conectarse con personas para establecer lazos de pertenencia a una comunidad propia. Y todos sabemos que los lazos de pertenencia no se establecen por vía de la razón, sino por vía de la emoción.

El otro punto que hay que tener en cuenta es una teoría que ya hemos comentado en este blog, la teoría de la disonancia cognitiva. Según esta teoría hay tres aspectos del ser humano que están relacionados: sus cogniciones (o pensamientos), sus emociones y sus conductas. Estos tres elementos tienen que tener una dirección consonante, ya que si uno de ellos se alterara y fuera disonante con el resto, generaría una sensación desagradable en el organismo y este tendería a resolver la disonancia: ¿cómo? O bien ajustando los otros dos al que ha cambiado, o bien reduciendo el que ha cambiado para ajustarlo a los otros dos**. Se entenderá mejor con un ejemplo.

Imaginemos que un sujeto está alegremente fumando su pito “de después”, cuando de repente le viene a la mente el último artículo leído esa misma mañana que decía que fumar no solo provoca cáncer sino que reduce en 10 años la vida sobre un no fumador. En ese momento, sus emociones y su conducta de fumar, placenteras, son incongruentes con el pensamiento de que le puede acarrear un perjuicio, así que el propio sujeto utilizará un mecanismo de autoengaño con el fin de reducir la disonancia. Probablemente utilizará una estrategia que minimice la importancia de la información, de forma que sus pensamientos vuelvan a ser consonantes con la conducta que está ejecutando (fumar el cigarrillo) y la emoción (lo placenteramente que se encuentra fumando). De esta forma pensará algo así como: “De algo hay que morir” o “Bueno, también fumaba Carrillo y vivió más años que Matusalén”. Lo que consigue con esto es minimizar la importancia de su pensamiento y ajustar este a la conducta que está realizando y que le está produciendo placer, de forma que todo vuelve a ser consonante, lo que le permite seguir disfrutando de la nicotina.

Como se ve, una de las formas más normales en las que aparece la disonancia es cuando uno recibe nueva información sobre algo. Por eso el control de la información será una técnica fundamental en estos procesos. Tampoco debe sorprender a nadie. ¿Por qué el votante del PSOE lee El País, el del PP La Razón, y el nacionalista La Vanguardia? Porque saben que la línea editorial va a ser consonante con su forma de pensar, sentir y comportarse y no les va a generar disonancia. O dicho de otra forma, buscamos información acorde a lo que ya pensamos, y cuando encontramos información disonante con nuestra forma de ser, se nos revuelven las tripas y buscamos la forma de rechazarla con burdos mecanismos de defensa (como diría alguien con ideología comunista, por ejemplo: es propaganda imperialista).

Bien, pues con estos sencillos conocimientos teóricos, le felicito, si es usted un poco creativo y espabilado, ya puede dedicarse a manipular al personal. Así, sin más, en caliente. Todas las estrategias que veremos solo son aplicaciones a campos concretos (comunicación, religión, política, marketing…) y en situaciones específicas de estos sencillos principios para hacerse con la voluntad ajena. Bueno, lo admito, hay algún otro, pero poquito más.

Por supuesto, ahora mismo podría estar pensando que esto es un camelo y que no se cree absolutamente nada porque no puede ser tan sencillo manipular al ser humano, el animal racional. Enhorabuena, acaba de tener una cognición defensiva para no asumir que usted ha podido ser manipulado en muchas ocasiones y así reducir la disonancia. Porque el pensar que ha podido ser controlado le hace sentirse emocionalmente incómodo y dudar de que sus conductas hayan sido originalmente suyas (necesidad de autonomía), así que lo más fácil es rechazar la nueva información y que todo siga igual de “consonante”.

¿No es fantástico? Los seres humanos somos auténticas máquinas auto-idiotizantes cuyo fin es intentar que seamos felices, aunque sea viviendo en la miopía de un mundo irreal… Así que la duda que nos puede surgir, si realmente lo deseamos, es cómo podemos poner remedio a este proceso. La única forma, tan sencilla y tan compleja a la vez, supone reconocer y asumir que somos manipulables, conocer los procedimientos que utilizan otros para controlarnos y que nosotros mismos usamos para auto-engañarnos, y estar alerta para racionalizarlos, siendo conscientes de cuándo los estamos aplicando.

Si alguno de ustedes ha conseguido seguir leyendo hasta aquí y tragarse este pequeño ladrillo académico, aparte de tener mi reconocimiento y respeto, y descartarlo como espectador de la MTV (valga la redundancia), entenderá mucho mejor las estrategias que, ahora ya sí, vamos a comentar y ejemplificar***.

La primera estrategia es la categorización o clasificación de la existencia. Las medias tintas no existen, el mundo está polarizado entre los miembros del grupo (endogrupo) y los no miembros del grupo (exogrupo). Esto permite no caer en mecanismos racionales que analicen posturas intermedias. En realidad casi todas las estrategias van destinadas a saltarse el análisis racional para recurrir a la carga emocional, al uso de heurísticos (o atajos mentales), a la activación de procesos inconscientes…

En la Iglesia de Kirk o se es cristiano o se es ateo. Si eres agnóstico, no nos cuentes milongas, eres un ateo disfrazado de erudito. Por tanto el mundo se categoriza entre los creyentes y los ateos, que deben ser convertidos o serán condenados. ¿No es este proceso de categorización sospechosamente parecido a la tendencia, u obsesión, de los partidos nacionalistas por repetir hasta la saciedad que los no nacionalistas sí que lo son, pero de signo contrario, es decir nacionalistas españoles? También podemos apreciar esa tendencia cuando se identifica a los catalanes con los nacionalistas y a los no nacionalistas con los españolistas. La única finalidad es crear dos categorías polarizadas, nacionalista catalán o nacionalista español. Esto hace que se anule automáticamente la categoría de no nacionalista y catalán, que podría tomarse como una postura intermedia o cualquier referente que pudiera racionalizar posturas mixtas.

Por supuesto, esta primera estrategia va siempre unida a una segunda, la valoración grupal. La valoración ha de ser positiva en lo referente al propio grupo y negativa en lo referente al otro (endogrupo vs exogrupo), lo que se consigue, como no podía ser de otra manera, mediante una tercera estrategia, la carga emocional del lenguaje (otra vez la emoción).

El utilizar un lenguaje cargado emocionalmente tiene dos implicaciones automáticas. Primero, que los grupos se definen en términos emocionalmente opuestos (bueno vs malo, amor vs odio…) y el segundo, que permite crear una jerga propia interna del grupo, de forma que no solo se genera un sentido de pertenencia que origina un lazo emocional, sino que se aprovecha para limitar el pensamiento a través de la limitación del lenguaje (preste atención a cómo se trata de anular siempre la racionalidad).

Vamos a los ejemplos. Observad en este vídeo de Kirk (olé tus narices Kirk, vi peligrar tu integridad física) cómo sutilmente a través de un ejercicio de “evangelización”, crea las dos categorías estableciendo dos grupos cuya valoración se contrapone: los creyentes vs los ateos, los buenos vs los malos, los que se salvarán vs los que irán al infierno. Ni que decir tiene que el grupo de los “buenos” es el suyo, porque aunque se considera en ocasiones del grupo de los otros (con lo cual consigue empatizar con la “víctima”, ¡qué profesionalidad!), rápidamente recuerda que ahora ya ha visto la luz.

¿Pero, han hecho esto los nacionalistas catalanes? Veamos los comentarios escritos por alguien que podríamos calificar a la vista de lo dicho como  racista de tomo y lomo. Se trata de  Jordi Pujol, que en su libro La inmigración, problema y esperanza de Cataluña, comenta:

El hombre andaluz no es un hecho coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido (…) es, generalmente, un hombre poco hecho, es un hombre que hace cientos de años pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de la comunidad. (…) constituye la muestra de menos valor social y espiritual de España. (…) es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza numérica llegase a dominar, sin antes haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. Introduciría en ella su mentalidad anárquica y paupérrima, es decir, su falta de mentalidad” (Jordi Pujol)

O quizás de alguien aparentemente más moderado como Durán i Lleida:

No hay derecho a que mientras un agricultor catalán no puede coger alguna fruta porque no le sale a cuenta, en otros sitios de España, con nuestra contribución, reciban un PER para que pasen el resto de la jornada en el bar de su pueblo” (Duran i Lleida)

Parece claro cómo categorizan (siempre catalanes por un lado y españoles -o andaluces, que no deja de ser tomar la parte por el todo- por el otro) e incluso insertan ya en estos textos una importante carga emocional del lenguaje. Pero veámoslo más claramente con estos otros ejemplos, y fijémonos en cómo se pretende que el lenguaje llegue a la emoción, traspasando la mera racionalidad. Para eso, lo mejor es apelar a emociones especialmente intensas como el odio y es entonces cuando se dicen cosas como:

Hacer política independentista, reventar España desde dentro y hacer daño a los intereses españoles” (Alfons López Tena, portavoz parlamentario de Solidaritat Catalana)

O bien:

Lo que desde ahora es necesario es que Cataluña se prepare para una batalla fuerte, muy decidida, arriesgada si es necesario, para defendernos de la voluntad de España de atacar la identidad y el autogobierno catalán” (Jordi Pujol)

 A veces, incluso, alguno especialmente “inteligente” quiere cargarlo tanto que lo lleva al extremo y es entonces cuando directamente se incita a la violencia, o se saca al racista que se lleva dentro:

“El eugenismo está muy desvalorizado, pero yo no veo por qué ha de ser así, si se utiliza racionalmente (…) A mí no me parece fuera de lugar esterilizar a una persona que es débil mental a causa de un factor genético”

“Es más importante salvar Cataluña que la democracia”

Nadie me convencerá que es mejor una Rambla con gente mestiza que una donde tan sólo pasee gente de la raza blanca”

(Heribert Barrera, expresidente del Parlamento catalán)

Y finalmente, respecto a los ejemplos de los temas comentados, está la creación de una jerga propia que no solo permite fortalecer los lazos del propio grupo, sino también y de paso, centrarse en profundizar en el menosprecio del exogrupo sin abandonar la carga emocional. ¿Os suenan términos como xarnego, botifler…? Pues eso, aunque esto no quita que sea un comienzo pues hay más, mucho más…

[Continuación…]

Salud y libertad


* Bermúdez Moreno, J. et al. (2011). Psicología de la Personalidad. Madrid: UNED.
** Festinger, León. (1975). Teoría de la Disonancia Cognoscitiva. Madrid: Instituto de Estudios Políticos.
*** Tobias, M.L. y Lalich, J. (s.a.). El Terrible Poder de las Sectas. Girona: Tikal ediciones.

5 comentarios

Archivado bajo Política, Psicología

Kirk Cameron y el nacionalismo catalán (1ª parte)

“Para manipular eficazmente a la gente, es necesario hacer creer a todos que nadie les manipula” (John Kenneth Galbraith)

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero lo que desconocemos es si el gato dio por buena su muerte cuando al fin pudo saciar su curiosidad, o dicho de otra manera, si le valió la pena morir tras descubrir aquello que buscaba. Aunque es algo que nunca sabremos yo sin duda apuesto por el sí, porque pocas veces, por no decir ninguna, he visto a un gato realizar una conducta sin una oculta intención y sin consumarla de forma exitosa.

Los humanos, por otro lado y como es evidente, somos algo menos espabilados, y por eso aquellos que somos patológicamente curiosos, nos dejamos a veces llevar por la debilidad de husmear sobre temas sin sentido y absolutamente irrelevantes, aunque ello nos depare en ocasiones algún susto, alguna sorpresa o momentos de absoluta hilaridad.

En este contexto, también hay que tener en cuenta que existen grados, por lo que el nivel de autoidiotización no es el mismo cuando la actuación va dirigida a cotillear sobre la vida del vecino, sobre la vida del famosillo talentoso, la del famosillo sin talento, la del nuevo famosillo por vía sexual o incluso la del que está más allá de toda calificación (como Sálvame).

Así que podemos decir que yo soy en el ámbito de la curiosidad irrelevante para el mundo, un curioso de grado 2, donde mi pasatiempo, regresión, obsesión o neurosis se fija en saber qué fue de las estrellas televisivas o cinematográficas de los años ochenta.

En este contexto he encontrado resultados absolutamente descorazonadores, como los incidentes sexuales del padre de Alf o de Screech Powers de Salvados por la Campana, los interminables conflictos jurídicos de los protagonistas del Chavo del Ocho, la muerte de Corey Haim  o  la vena homicida del Power Ranger rojo, no sin antes cambiar de género cinematográfico.

Pero nada, nada en este mundo es igualable a la deriva del entonces referente e ídolo de adolescentes Kirk Cameron, ese jovenzuelo alocado que toda madre quería como yerno… aunque solo fuera para tenerlo más a tiro.

Para aquellos que todavía no la conozcáis, os resumo la historia del amigo Kirk [los datos que se incluyen a partir de aquí pueden herir la sensibilidad del lector y traumatizar su infancia. El autor del blog no se hace responsable].

Kirk, después de ir a una iglesia cristiana tras ser invitado por uno de los actores de la serie “Los Problemas Crecen”, ve la luz (Caroline) y decide profundizar en las enseñanzas del cristianismo fundamentalista. Abandonando poco a poco su vida anterior y mediatizándolo todo por el buen sendero, llega al punto de exigir que su entorno se rija por sus creencias, convirtiéndose en predicador y finalmente dedicando su vida a la nueva iglesia fundada por él mismo: The Way of The Master. Como fundamentalizarse a sí mismo no era suficiente emprendió el camino de la conversión de masas, fundamentalizando a su hermana Candace Cameron, y de paso a la bellísima Chelsea Noble, con quien se casó y tiene seis hijos, cuatro de los cuales son adoptados.

[Para conocer detalladamente la historia de Kirk recomiendo este enlace, que trata de forma muy humorística todo el proceso. Para conocer su Iglesia recomiendo este otro enlace, que muestra de forma aterradora el resultado final]

Probablemente a estas alturas del post los que veíais “Los Problemas Crecen” estéis conteniendo las lágrimas, otros os habréis convertido a la Iglesia de Kirk y los más os estéis preguntando, ¿pero qué narices tiene que ver esto con el nacionalismo catalán? No desesperéis, que las dudas se disiparán en breve.

Para quien todavía esté un poco despistado y haya conseguido reprimir lo suficiente la tentación de ver la página de la Iglesia de Kirk, The Way of The Master, le diré que es una secta, o siendo más purista, y como dicen los especialistas que se dedican al estudio de estos temas, un grupo de dinámica sectaria.

Estos grupos, que pueden ser de lo más variopinto, tienen una característica en común. Todos ellos utilizan lo que se denomina técnicas de reforma del pensamiento, una serie de procedimientos cuyo último fin es manipular a las masas con el fin de determinar sus conductas y controlar sus pensamientos.

En realidad, esto no es único de los grupos de dinámica sectaria, cualquier grupo social o institución tiene capacidad para implementarlas a poco que tenga formación psicológica básica o incluso habiéndose leído los primeros capítulos de un manual. De hecho, técnicas de este tipo se utilizan de forma muy extensa en actos religiosos, publicitarios, comunicativos y, como no, políticos.

La única diferencia es que los grupos de dinámica sectaria son profesionales del asunto, así que usan estas técnicas más y mejor que el resto de grupos mencionados, utilizando además una mayor variedad de las mismas y sin dejarse limitar por pequeñas minucias de carácter ético.

Teniendo todo esto en cuenta, podría utilizar ahora dos estrategias para el propósito del post. Disertar sobre el asunto tomando citas de profesionales con un grado de incompetencia elevado, de forma que hasta yo parezca un genio aunque diga un buen número de inconsistencias y barbaridades (la llamaremos azarosamente la estrategia Zapatero). O bien, tomar como referente a quienes más saben de estos temas en su aplicación práctica, y aprender de su genialidad manipuladora (llamémosla estrategia inteligente).

Tras pensarlo detenidamente me he inclinado por la estrategia dos, así que lo que voy ha hacer a continuación es presentaros algunas técnicas de reforma del pensamiento, mostrando como las aplican auténticos profesionales (un grupo sectario), y tratando de establecer comparaciones con algunos comportamientos fomentados por el nacionalismo catalán. Hay que reconocer que si su procedimiento y objetivo no son iguales, se parecen sospechosamente…

 (Continuación…)

Salud y libertad

[A la espera del próximo post no me resisto a dejaros un vídeo con el programa de Kirk para evangelizar a las masas “Curso de entrenamiento básico: los pasos del maestro”. En este caso comienza con estrategias para entablar un primer contacto. Prestad especial atención a cuando Kirk dice: Son estrategias con palabras específicamente diseñadas para rebasar el intelecto y hablar directo a la conciencia. Es importante]

Deja un comentario

Archivado bajo Política, Psicología