Archivo de la etiqueta: camino

Levántate y anda

“¿Por qué buscais la felicidad, oh, mortales, fuera de vosotros mismos?” (Boecio)

Gustavo Bueno padre comentaba hace cierto tiempo que si se encontrara con una persona que le decía que era feliz, le escupiría a la cara. Por supuesto, antes de cualquier explicación y cualquier análisis, las hordas de primera línea de combate de lo políticamente correcto y del buenismo infantiloide, lo tildaron de viejo demente, de estar gagá y de cosas mucho peores.

Y es  que es difícil hacer entender a alguien aquello que no quiere entender, más aún si va contra las verdades pre-establecidas que conforman sus esquemas cognitivos y que no quiere alterar, por preferir la seguridad de una falacia a la incertidumbre de las inseguridades que le rodean.

Obviamente no voy a analizar aquí lo que Gustavo Bueno quiso decir o entiende por felicidad, concepto al que ha dedicado múltiples estudios, pero sí a analizar el por qué se puede defender esa afirmación, para lo que habría que partir de la definición del propio concepto de felicidad, ya que dependiendo del contexto y del discurso puede significar cosas muy distintas.

Si partimos por ejemplo del concepto de felicidad desde la psicología como: “el estado emocional que se acompaña de sentimientos de plenitud, bienestar y satisfacción  que aparece como reacción a la consecución de metas vitales y personales (…) de gran relevancia en la vida de una persona”, es obvio que la afirmación de Bueno sobra, buscar la felicidad sería una meta obligada y encontrarla un destino afortunado.

Pero si partimos de la definición de felicidad como el completo estado de alegría y satisfacción permanente en la vida, de dicha plena, podría parecer que al menos en nuestro contexto solo dos tipos de personas podrían definirse como felices: los idiotas o los miserables. Los idiotas, técnicamente hablando, por no ser conscientes de la más elemental realidad circundante y los miserables, porque solo alguien muy egoísta e incapaz de tener el más mínimo principio empático, podría definirse así en un mundo como en el que nos ha tocado vivir. En este caso, la postura de Bueno, aunque radical, no andaría muy desencaminada.

En esta entrevista, el periodista y antiguo corresponsal de guerra, Juan José Revenga, da buena cuenta de cuál es esa realidad del mundo en que vivimos con lo que ello implica sobre la esencia del ser humano de la que tanto hemos hablado. Lo recomiendo a todo aquel que quiera reflexionar sin apriorismos sobre la naturaleza humana porque como ya he comentado varias veces, del conocimiento de la experiencia se puede aprender más a veces que del conocimiento académico, al menos para la práctica de la vida diaria.

(pulsar play para escuchar o descargar, la entrevista empieza en el minuto 4:00)

http://www.ivoox.com/espacio-blanco-i-14-01-12-mundo_md_990430_1.mp3″ Ir a descargar

Sin embargo, también en esa concepción de felicidad como plenitud, hay una tercera posibilidad, aunque eso sí, tendremos que trascender el asqueroso resultadismo tan propio de la cultura occidental, que busca siempre la meta sin querer recorrer el camino y que, en lugar de valorar los procesos, basa todo en fines: si vas a emprender, olvídalo, es muy complicado; si vas a buscar trabajo, no vayas, no hay nada hoy por hoy; si vas a ayudar a alguien, cuidado, a lo mejor te engaña; si vas a cambiar el mundo, déjalo, no conseguirás nada… Una lógica planificada y artificialmente diseñada para que los individuos se rindan antes de empezar y para que asuman su sometimiento a través de interiorizar el estigma de su falta de voluntad.

Esa tercera vía parte de la perspectiva eudaimónica frente a la hedónica, de la autorrealización frente al disfrute inmediato, de saber, en definitiva, que se hace lo correcto independientemente del resultado. O lo que es lo mismo, que andar el propio camino se convierta en la meta.

No es fácil en ese mundo del que nos habla Revenga, pero como dice el maestro Rocky (esa no os la esperábais, ¿eh?) es el único camino para, solo quizás, ganar…

Salud y libertad

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Filosofía, General