Sobre la “coach” que “cura” la homosexualidad

“No se puede razonar con los fanáticos. Hay que ser más fuerte que ellos” (Alain)

tinky Winwy tras pasar por la terapia de la web

Tinky Winky tras pasar por la terapia de la web

A pesar de que llevo ya mucho tiempo rajando de los coach, hoy una noticia me ha dado la excusa perfecta para explicar el porqué. El diario “El Mundo” sacaba en su edición web la noticia “Denuncian una página web que pretende “curar” la homosexualidad” y aunque la noticia es bastante clarificadora, volví a cometer el error de dejarme llevar por mi curiosidad patológica y acceder a la mencionada web (persígnense ustedes antes de acceder).

La clave del asunto para resumir y abreviar es cómo en ocasiones algunas personas sin formación ni competencias para ello utilizan el coach como un pretexto para ejercer un alarmante intrusismo profesional en el ámbito psicológico (dónde están los Colegios Profesionales es una buena pregunta).

En el mejor de los casos, estos coach son personas con buena intención que se leyeron algún libro de autoayuda o tuvieron una experiencia mística y en su osadía se creyeron capacitados para ayudar a otros. En el peor de los casos, son fanáticos o descerebrados como la protagonista que nos ocupa que se creen elegidos por el dedo divino para imponer sus delirios al resto. Desgraciadamente, en ambos casos, el daño y las consecuencias de caer en uno de estos sujetos puede ser muy grave (casos conozco, alguno en consulta tras pasar por las manos de estos “profesionales”).

Lo gracioso de la colgada que nos ocupa es que ha creado su propia pseudoterapia para “curar” o revertir la homosexualidad que se llama “Coaching de Identidad”, ideal según su propia web para “quienes experimentan en sí mismos atracción hacia personas de su mismo sexo y no lo desean” y opuesta a la “terapia de afirmación gay” que según esta pedazo de cretina practicamos la mayoría de psicólogos y psiquiatras. Es curioso porque yo no conozco a ningún profesional que practique la “terapia de afirmación gay”, lo que practicamos es diferentes terapias (en mi caso de orientación cognitivo-conductual) en la que lo fundamental es garantizar que la persona se acepte tal y como es y pueda desarrollarse en plenitud alcanzando todo su potencial a todos los niveles, también en el de las relaciones íntimas.

Y por no aburrir con una argumentación sesuda ni con los exabruptos por los que me dejo llevar a veces, me limitaré a comentar dos aspectos que parece que nuestra coach de cabecera desconoce.

Primero, que es imposible “curar” algo que, al menos científicamente no es una enfermedad. La homosexualidad fue sacada del DSM en 1973 (ya llovió) en un ejercicio de resarcimiento de lo que nunca debió ser considerado como tal y recordando otros vergonzantes casos de patologización de minorías en la Historia de la Psicología y la Psiquiatría como el de la drapetomanía.  Desconozco si existen otros manuales de enfermedades del alma en los planos metafísicos en que se mueve esta gente, pero aunque así fuera nada tienen que ver con la psicología, con la salud y con las leyes civiles.

Segundo, que ya tiene delito llamar coaching de identidad a la terapia, porque como sabe cualquier alumno de 1º de Psicología, la homosexualidad en todo caso tiene que ver con la orientación sexual (perteneceniente a la erótica, que es la forma en que cada uno ejerce la expresión de su sexualidad con otros a través de las relaciones íntimas) y nunca con la identidad sexual (que tiene que ver con la sexualidad, es decir, con la forma de percibirse como ser sexuado) por lo que confundir una cosa con otra ya supone un nivel de desconocimiento básico.

Eso sí, me quedé mucho más tranquilo al leer su apartado “Pornografía, una droga al alcance de todos“, donde señala que “este arma silenciosa y venenosa avanza a pasos agigantados y va engullendo a muchas víctimas, entre ellas nuestros adolescentes y jóvenes”. Ha sido un alivio saber que los adultos no vemos pornografía y por tanto no tengo que ir a ningún coaching de reorientación genital.

Salud y libertad…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Educar, Psicología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s