Líbreme dios de los renovadores y los re(de)generadores

“¿Necesidad? Palabra cómoda con que el culpable se quita de encima la culpa, para arrojar en el vacío toda soberbia y traición” (E. de Geibel)

A pesar de recordar a menudo la frase de Panchito: “Haga como yo, no se meta en política”, y de una experiencia negativa si la analizamos en la repugnancia de lo visto y vivido, tengo que reconocer que no me arrepiento de mi ejercicio político durante 7 largos años, casi 8. Lo que he aprendido sobre el ser humano y las bofetadas de realidad recibidas compensan con creces lo anterior.

Al igual que, como dije hace tiempo, se aprende más Psicología estando un año en la barra de un bar que en cuatro años de carrera, cuando se está en una organización política ocurre algo semejante. No es dulce ni agradable, pero nadie dijo que tuviera que serlo, a fin de cuentas la mayor parte del aprendizaje se produce por ensayo y error, y si se me apura, a golpes.

Y uno de los aprendizajes que tiene que adquirir el ser humano, si recordamos aquello de que el Hombre es un animal social, es a reconocer a sus semejantes. Es más, una de las hipótesis más aceptadas sobre la evolución de la inteligencia en los seres humanos es la que dice que el cerebro evolucionó para resolver problemas sociales cada vez más complejos (hipótesis de la inteligencia social). Afinando un poco, incluso hay una sub-teoría que habla de la inteligencia maquiavélica, según la cual, la inteligencia evolucionó para resolver los problemas sociales a través de la manipulación a los miembros del grupo para la obtención de beneficios individuales.

En la política partidista esto está a la orden del día. Sin obviar que existen personas que efectivamente se dedican a la política de forma altruista y por un deseo real de ayuda, a nadie debería sorprender que opine que la mayoría lo hace en busca de su propio beneficio. Y es curioso porque, en no pocas ocasiones, este beneficio se busca no originalmente, sino desde un momento que supone el punto de inflexión. Así, gente que inicialmente tenía un deseo real de mejora social, se deja llevar por la podredumbre del sistema y acaba buscando su propio rédito personal, convirtiéndose en una nueva rata de la cloaca política. Más sucia, más peluda y más feroz que el resto porque tendrá que combatir con las que ya están establecidas en su nicho.

En Asturias scarasolemos decir: “si quieres conocer a alguien dale un puestín”, pero por lo que yo he comprobado hay una estrategia mucho más eficaz para encontrar tal sabiduría: poner a otro en la situación que le posibilite alcanzarlo de forma inminente. Frente a la consecución de un puesto, la mera opción de conseguirlo, de tenerlo al alcance de la mano, extrae toda la inmundicia que uno lleva dentro, dejando ver la esencia humana de la que ya hemos hablado en este blog en toda su gloria.

Una esencia humana y un comportamiento despreciable que, cosa curiosa, en el caso de la política siempre suele conllevar aparejada la adopción de un discurso moral y regenerador, lo que añade a la vileza de dicha conducta, la hipocresía del disfraz. En definitiva, un mecanismo de defensa (formación reactiva) para que la persona implicada pueda enmascarar su miseria y equilibrar su autoestima (aunque sea de forma ficticia), consiguiendo así no tener que vomitar cada vez que se vea obligada a mirarse en el espejo.

Así, comprobar la existencia de este mecanismo es tan sencillo como poco practicado. Basta con cotejar la palabrería de cualquier discurso con los hechos que permitan confirmarlo o refutarlo. Lo que toda la vida de dios se ha venido en llamar coherencia. Sin embargo, podemos ver que plantear un discurso bonito todavía sigue siendo una estrategia sumamente eficaz para manipular buen número de incautos. ¿Por qué? Por tres razones fundamentales.

La primera porque en muchas ocasiones esos incautos, que en este caso no son tan incautos, tienen también intereses personales en el asunto por lo que no tienen ningún motivo para desentrañar la farsa. Y ya comenté lo fácil que es en política comprar a la gente, a veces incluso con una simple palmadita en la espalda. Los hay que se venden por poquito.

La segunda porque el interés existente les impele emocional (e inconscientemente) a rechazar toda información disonante con aquello que les va a producir un beneficio por un mero fenómeno de disonancia cognitiva.

Y la tercera, porque la idiotez abunda y acceder a la información por muy disponible que esté supone un esfuerzo, resultando mucho más fácil dejarse llevar por los eslóganes de esos mismos miserables o seguir pensando que se vive en el mundo de la piruleta, esquina de la gominola, lo que es irreal pero permite a uno vivir en un estado de felicidad (falsa y estúpida, pero felicidad al fin y al cabo).

Así que en este punto ya podemos hacernos una idea de por qué un discurso de regeneración tan inconsistente como el de Ciudadanos ha tenido cierto predicamento en la sociedad, a pesar de que si contrastamos la palabrería con los hechos no soportaría ni el primer asalto, produciéndose KO técnico por hilaridad.

Pero de los regeneradores, o más adecuadamente degeneradores, de Ciudadanos ya hemos hablado bastante en este blog. Así que veremos otro caso cuya inconsistencia cae en la más absoluta vulgaridad: los renovadores de UPyD.

No obstante, previamente y ante las sandeces de sujetos como el que sigue, lo primero que tengo que decir es que yo ya no pertenezco a UPyD ni a partido político alguno, y aunque como se suele decir: “nunca digas de esa agua no beberé y ese cura no es mi padre”, tampoco tengo intención de volver a serlo, al menos a día de hoy. Esto lo sabría este personaje si hubiera leído mi blog donde figura mi carta de baja, precisamente dedicada a uno de los tránsfugas que tan buenas migas hace con la líder del grupillo que defiende.

zote

Una vil calumnia. Yo jamás pedí unión, juro que pedí que se les expulsara con cajas destempladas

Como sin duda la mayoría ya sabrá, el próximo 11 de Julio será el Congreso Extraordinario de UPyD donde se elegirá por voto de todos los afiliados y simpatizantes al nuevo Consejo de Dirección. Entre las posibles alternativas están la candidatura Unidos, Alianza Magenta, REMA (otro grupúsculo salido de la colita del impresentable Calvet) y los “Renovadores”.

El discurso de los Renovadores de UPyD es absolutamente hilarante porque, que yo recuerde, pocas veces se ha pillado a nadie de forma tan absolutamente descarada con una estrategia oculta a desarrollar. Y sin embargo, milagro producido por el interés del que hablábamos previamente, del mecanismo de formación reactiva y/o de la simple idiotez, cada cual bien ponderado, tiene un buen número de voceros, al menos en twitter.

Como las mentiras y zafiedades de este grupo y su líder, la inefable Irene Lozano, darían para una tesis completa me voy a limitar a exponer dos inconsistencias y la estrategia que pretenden seguir, a ver si en este ejercicio de política ficción mantengo la racha que llevo como vidente anticipando estrategias políticas.

En primer lugar el grupo renovadores lleva como bandera luchar contra el continuismo que dicen representa la candidatura Unidos.

omegaman

El detalle de marcar su propio tweet como favorito no tiene desperdicio

Un aspecto ciertamente curioso si consideramos que la candidatura Unidos tiene dos antiguos miembros del Consejo de Dirección (Herzog y Gorka Maneiro) y Renovadores tiene a cinco (Irene Lozano, Luis de Velasco, Luciana Miguel, David Andina y Rodrigo Tena) a lo que habría que sumar el apoyo actual de David Ortega.

Por cierto, que es graciosísima la estrategia pueril y basiquísima elaborada al respecto de este último apoyo. Un sujeto que se valoró incluir como cabeza de lista y hombre de paja en la lista de Irene si lo de los mail se salía de madre, pero que al no ser necesario, se desestimó. Eso sí, se decidió que a tres días de las elecciones saliera a la escena pública mostrando su apoyo en plan: vi la luz Caroline. ¿Lo hubiera mostrado también si hubiera salido como concejal electo?

Vi la luz Lozanine

Vi la luz Lozanine

El segundo punto serían las groseras manipulaciones de Irene Lozano cuando todo el mundo sabía que lo suyo iba de ocupar sillón vendiéndole las migajas de UPyD a Ciudadanos. A pesar de ello se empecinaba en poner la boquita pequeña negando que tuviera pacto con Ciudadanos y haciendo requiebros lingüísticos para no descubrir lo que todos sabemos, que tiene un pacto ya establecido. No obstante, con el tiempo no le quedó más remedio que capitular y pasó por la siguiente secuencia, de negar la fusión a reconocer sus deseos de pacto.

Irene Lozano, niega una fusión con Ciudadanos pero habla de un nuevo tiempo de pactos (26/05/2015)

Lozano aboga por el pacto con Ciudadanos “como pide el tiempo nuevo” (24/06/2015)

De todas formas, no hay mucho más que hablar cuando a alguien le han delatado los mail de sus propios compañeros. Un caso en el que hay poca inteligencia ya de mano, ¿a quién se le ocurre urdir una estrategia de conspiración desde una cuenta institucional? Más que nada porque aumenta la probabilidad de que te pillen con el carrito del helado, para qué narices estarán las cuentas personales.

Pero si te pillan como te han pillado, lo mínimo es bajar la cabeza, callar y largarse. Lo de ir de víctima es ya el colmo de la desfachatez, sobre todo con una excusa tan paupérrima como que las cosas en el informe están sacadas de contexto ¿Me puede explicar alguien cómo coño se sacan de contexto dos documentos literales anexados? XD

Aunque claro, si consideramos el whatsapp que anda por ahí pululando en que un periodista de El Mundo dice todo lo que dice sobre cómo actuó la tal Irene con sus compañeros de diario para llevárselo crudo, poco se puede añadir.

Así que, aunque como decía no me va nada en ello, sí tengo que reconocer que no me gustaría que ganara esta chusmilla. Prefiero cabezotas con principios a personajillos que se venden a la mínima oportunidad y me tocaría bastante las narices tener que perder mi tiempo machacando públicamente al único partido que hasta ahora, acertada o equivocadamente, ha actuado, desde mi criterio, con coherencia respecto a sí mismo.

No digamos ya si tengo que valorar la estrategia que plantean, que no es otra que la de recoger a la también nauseabunda Plataforma Encuentro, del tránsfuga Prendes y palmeros, para vender lo que queda de la estructura de UPyD a Ciudadanos en caso de ganar dichas elecciones. O mejor aún, en caso de derrota unirse a la mencionada Plataforma para configurar un nuevo partido con el que desembarcar en Ciudadanos, donde Albert I les espera ansioso.

En ambos casos para que Lozano, el tránsfuga y alguno más puedan recibir su butacón como premio por los servicios prestados y los palmeros puedan seguir practicando su interés, su disonancia o su estupidez.

Salud y libertad…

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Política

Una respuesta a “Líbreme dios de los renovadores y los re(de)generadores

  1. Pingback: EL QUE MEJOR CAIGA AL ELECTORADO, UN PROFESOR Y UNA ANÉCDOTA | josejazzspaces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s