Manipulación psicológica y partidos políticos (5ª parte)

“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala” (Albert Camus)

llueveSi hemos visto hasta ahora las estrategias directas de propaganda política que utilizan los partidos para manipularnos y manosear nuestro cerebro como si fuera una pelota antiestrés, no podemos obviar las técnicas que utilizan sus colegas de los medios de comunicación (cuando hablo de esto siempre recuerdo a mi amigo Jorge que denomina a los psicólogos follacerebros).

Porque los partidos políticos son solo una parte de la estructura social de control para moldear a la masa y despojarla de su raciocinio, pero no la única. Igual que los presidentes de los clubes de fútbol utilizan a los ultras para que les hagan el trabajo sucio, salvaguardando su impostada fachada de respetabilidad, los políticos hacen lo propio utilizando a sus perritos de la prensa para ganar la batalla de la difusión y la tergiversación de información ante la opinión pública. Rara vez se atreven a morder la mano que les da de comer, y cuando lo hacen los primeros cortan la cabeza sin el mayor problema por otra más disciplinada.

Una de las funciones que tienen esos medios es aplicar las denominadas 10 estrategias de la manipulación mediática, atribuidas erróneamente a Noam Chomsky pero que en realidad son obra de un teórico de la conspiración, Sylvain Timsit, lo que hace que difícilmente podamos llegar a saber si en sí mismas tienen  fundamento como bloque o si simplemente son fruto de una mente un pelín paranoica que ha adaptado a conveniencia conocimientos científicos con sus propias creencias.

En todo caso, viendo el nivel de difusión que han alcanzado no está de más comentarlas, pues sean o no fruto de su peculiar forma de ver las cosas, lo que sí es cierto es que algunas tienen una base psicológica sólida.

Las diez estrategias son las siguientes:

  1. Estrategia de la distracción

La primera estrategia es distraer al personal. Que las personas no piensen en los problemas sociales de importancia ni por supuesto en cómo podrían solucionarse. Así que lo fundamental es inundarlos con una amplia oferta que no les haga pensar en estos aspectos.

La industria del espectáculo o del sexo son excelentes opciones para que la masa esté entretenida con menesteres que no les hagan plantearse si las cúpulas de poder merecen ser expulsadas de una patada en sus pomposos culos por su latrocinio continuado a los ciudadanos. Por eso el mundo del fútbol o los programas de telebasura copan sin pudor un amplio margen de la franja horaria televisiva.

"Apaga la tele, enciende el cerebro" decía una pintada que vi en una ocasión

No me gustan las pintadas, pero en una ocasión vi una que decía: “Apaga la tele, enciende el cerebro”. Lo clavó.

De la misma forma, es necesario impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. No vaya a ser que despierten y les dé por molestar. Es gracioso cómo muchos profesionales universitarios describen su carrera como sentido común disfrazada de una jerga técnica para que no la entienda el común de los mortales y, eso sí, se puedan justificar 5 años de estudios con sus oportunos gastos que irán a parar a las arcas universitarias.

Resumiendo, un tipo con una curiosidad patológica sobre los temas humanos puede ser un peligro social de primera magnitud.

 

  1. Creación de problemas y oferta de soluciones

Se trata de crear un problema o dejar que suceda una situación conocida que genere alarma social para que sea la propia población la que demande una solución que, por supuesto, ya ha sido planificada de antemano.

El ejemplo estándar es permitir que sucedan situaciones de violencia callejera o vandalismo para que la propia población demande leyes que recorten las libertades y los derechos. Otro ejemplo que podríamos incluir en esta tipología son los ataques de “falsa bandera” tan utilizados a lo largo de la historia, como el Incidente de Gleiwitz que generó la invasión de Polonia por la Alemania nazi.

El problema en este caso se produce cuando algún iluminado como el sectarizado, fanatizado e indescriptible Willy Toledo se dedica a soltar patochadas por su boca argumentándolas sobre la base de esta categoría.

tontoledo

Willy Tontoledo haciendo honor a su nombre

 

  1. Estrategia de la gradualidad

Si una determinada medida no se puede aplicar de forma completa e inmediata por el revuelo que generaría, siempre se puede implementar en pasos sucesivos para que se vaya tragando poco a poco. Es como los venenos, si tomas una dosis demasiado grande del tirón te mueres, pero si vas acostumbrando al cuerpo poco a poco, puedes llegar a tolerarla.

Las medidas que ha ido tomando el PP contra la crisis (esa que a ellos no les afecta) es un ejemplo. Ha ido sacando leyes y modificaciones progresivas para ir bajando salarios, recortando derechos, penando las protestas… Si se hace poco a poco, parece que no escuece tanto y la respuesta social no es tan enérgica.

 

  1. Estrategia de diferir

Consiste en plantear una decisión impopular presentándola como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública en el presente para una aplicación futura.

Los recortes en sanidad, educación, servicios sociales se nos han recalcado desde hace tiempo. En un primer momento solo se nos insinuó diciendo que sería la última opción, pero que quizás fuesen necesarios para evitar el rescate, la bancarrota y las siete plagas de España. Cuando la idea ya había calado se fue ejecutando poco a poco, pero la resistencia de los ciudadanos ya había sido minada con ese primer aviso.

Y luego están los nacionalistas, con nota cum laude, que con el rollo de la banderita no solo han conseguido recortar estas partidas largo tiempo sino a día de hoy incrementar en un 13% la cuantía de subvención a prensa afín, con el pueblo tragando como un pavo de navidad al que van a sacrificar creyendo que es por defensa de sus intereses. Deberían asumir que el futuro de un pavo es ser rellenado por el culo para posteriormente ser trinchado y cortado en pedacitos.

 

Nacionalista estándar aplaudiendo

Nacionalista estándar aplaudiendo el incremento de subvenciones a la prensa afín tras el recorte en sanidad y educación

 

  1. Dirigirse al público como criaturas de poca edad

El resumen de la estrategia es: dirígete a alguien como si fuera imbécil y se acabará convirtiendo en uno. Estrategia por cierto ampliamente conocida y demostrada en el mundo educativo que recibe el nombre de efecto Pigmalión.

En efecto, las expectativas de un profesor sobre la capacidad de sus alumnos correlacionan directamente con su rendimiento. Dicho de otro modo, trata a tus hijos pensando que son pequeños y traviesos guerrilleros urbanos y acabarán comportándose como tales. Trata a la gente como si fuera imbécil y… pasamos a la siguiente estrategia.

 

  1. Utilizar el aspecto emocional más que la reflexión

Creo que en este blog, poco más se puede decir de esta estrategia, la emoción es la vía principal para saltarse el filtro de la razón.

Se puede apreciar cómo la emoción se ha utilizado por el nacionalismo para manipular de forma sectaria y descarada a la sociedad catalana o por las grandes empresas para que consumamos sin freno.

 

  1. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. ¿Y cómo se consigue esto? Sí amigos, dando una educación lo más lamentable posible. ¿En serio alguien cree que un Gobierno que dispone de todos los recursos de un país para desarrollar tareas educativas, lo puede hacer tan sumamente mal por mera torpeza? La Ley de Hanlon nos diría que sin duda, pero utilicemos el sentido común.

Mientras estamos discutiendo sobre lo vergonzoso que es que los partidos políticos no se pongan de acuerdo en una ley educativa que perdure, estas se siguen cambiando cada cuatro años generando un caos educativo cada vez mayor. Los resultados son cada vez peores y no parece haber acuerdo ni solución posible.

Nuevamente mención aparte a los amigos de la casta nacionalista que ha ido un paso más allá con el aplauso del rebaño. Discutiendo sobre la inmersión lingüística, sobre si el catalán ha de ser obligatorio o no, sus hijos siguen yendo a colegios privados donde estudian tres lenguas, mientras los hijos de la masa obrera no solo reciben una educación mediocre sino que además exigen recibirla solo en catalán, garantizando así que la prole de la burocracia heredará el control político y social en el futuro. ¿Acaso hay mejor sistema de control que el constituido para que los propios damnificados exijan seguir en su situación de inferioridad? ¡Son unos maestros!

 

  1. Estimular la complacencia con la mediocridad.

Promover la idea de que lo habitual, la norma, la moda, es ser un cretino vulgar, inculto y estúpido. Cualquiera que vea la televisión, debata un poco por las redes sociales o tenga un hijo escolarizado, entenderá de qué va la copla.

El buen estudiante es el friki y el empollón, y lo que mola es querer ser una “princesa del pueblo” o como dijo un humorista por ahí “un famosillo de mierda”. ¿Para qué te vas a molestar cultivando la mente, cuando puedes cultivar la cartera echando un polvo rápido?

belen

Ejemplo de lo que tantos adolescentes aspiran a ser en la vida

 

  1. Reforzar la autoculpabilidad.

Hacer creer al individuo que solamente él es el culpable de su propia desgracia por su deficiente inteligencia, sus escasas capacidades o su falta de esfuerzo. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema, el individuo se culpará generando un estado depresivo.

Nada inhibe más la acción que un estado depresivo, así que propiciarlo potenciará que tengamos ciudadanos paralizados. Por cierto, hay una estrategia que trabajo en ocasiones contra la depresión que consiste en mutar la depresión en ira. ¿Por qué? Porque la ira genera activación, lo cual es incompatible con la inhibición propia de la depresión. Resumiendo, cabréate, levántate y salta, luego ya nos preocuparemos de tratar los arrebatos que, al menos para uno, siempre serán más llevaderos que una severa depresión.

 

  1. Conocer a los individuos mejor que ellos mismos.

Decía un profesor de Nuevas Tecnologías que se calcula que la industria militar va 50 años por delante de la industria civil. Los móviles, los CD, los sistemas de compresión de información… se convirtieron en material de uso civil cuando los militares ya tenían una tecnología que los superaba. Solo cuando una tecnología es superada por otra, dicha tecnología pasa a ser de uso público. Internet es otro ejemplo de tecnología de origen militar.

Es obvio que las estructuras de control social han de invertir en tecnologías que garanticen la perpetuación del sistema, ya que todo sistema tiene la función de mantenerse. ¿Alguien cree que ese sistema no ha invertido en avances en el mundo de la psicología y de la información para conocer y tener controlados a los ciudadanos?

Pues que mire su facebook. Si esa semana uno está comprando un sofá, le saldrán anuncios de sillones a patadas, si está emprendiendo verá por todos lados anuncios de tarjetas de visita, si está buscando colegio recibirá noticias de educación. El grado de conocimiento que tienen las tecnologías de nosotros mismos es mayor y más organizado que el que se ha tenido jamás en la historia de la humanidad, entre otras cosas porque el propio sistema ha conseguido que seamos nosotros mismos quien se lo proporcionamos ¿De verdad alguien puede pensar que los grupos de poder van a dejar pasar la oportunidad de hacerse con esa perita en dulce? O dicho de otro modo, ¿si usted tuviera los medios y la oportunidad, lo haría? Pues eso.

 

Pero si vemos que hay mucho de psicología, de estudios, de análisis y de conocimiento estructurado en los métodos para manipular a las masas, veremos en la próxima y última entrada del tema, que realmente para manipular a la gente, también dentro de los partidos políticos, no hacen falta sesudos estudios académicos, simplemente ser un poco retorcido y tener una absoluta carencia de principios. Todas ellas son fruto de lo vivido o de la información recibida desde el propio mundo de la política activa. Muy instructivo.

 

Salud y libertad…

Volver a la 4ª parte

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s