Manipulación psicológica y partidos políticos (4ª parte)

“La masa busca al líder, no porque lo estime sino por interés; y el líder acepta a la masa por vanidad o por necesidad” (Napoleón)

Hemos visto en las anteriores entradas diversas formas de manipulación a través de la propaganda política, punto que finalizaremos a continuación, aunque no por ello se termine aquí todo el elenco de maniobras que se desarrollan sin pudor en los partidos políticos para controlar a las masas y, a veces, a sus propios afiliados.

7.- Ataques

La mejor defensa es un buen ataque. El supuesto que subyace sobre esta estrategia es: “si no tienes nada bueno que decir de lo tuyo, o muy poco, al menos cárgate lo ajeno”. Algunas estrategias dentro de esta categoría son las siguientes.

7.1. Lógica ad hominem

¿Es difícil rebatir un argumento? No pasa nada, ataca a la persona o grupo que te lo ha dado. De esta forma, emponzoñarás por extensión sus ideas.

Aquí, el catedrático Iván García, nos explica con iluminada brillantez por qué no necesita pensar sobre nada en general. Cuando uno es omnisciente, pensar es cosa de parias. Claro que, ¿se puede esperar algo diferente de alguien que tiene por avatar a un sujeto con un embudo en la cabeza? (ups, ya he caído en ello).

Catedrático estándar de twitter

Catedrático estándar de twitter

 

7.2. Humor

Utilizar el sentido del humor es una de las estrategias más eficaces para ridiculizar y dejar en evidencia al adversario. Si además estamos en la época en que triunfan los memes… cosa hecha.

Por supuesto, todas estas técnicas pueden combinarse profundizando en su eficacia. Aquí vemos un pequeño latigazo humorístico.

Otro ejemplo de que la estrategia de propaganda no tiene por qué ir en contra de un hecho cierto

Otro ejemplo de que las estrategias de propaganda no tienen por qué ir necesariamente en contra de hechos ciertos

 

8. Refuerzo social

Es un principio humano aceptado que en situaciones que nos generan dudas, tendemos a hacer lo que hace la mayoría. Por tanto, es lógico que existan estrategias fundamentadas en sugerir que la mayoría ha optado por algo… aunque no sea cierto.

8.1. Apelación bandwagon (haz como todos)

Se trata de difundir la idea de que la victoria es inevitable y por tanto los demás han de sumarse si no quieren quedar al margen.

Antes de que el soufflé independentista comenzara a pinchar, se utilizaba esta estrategia acompañada de otra muy eficaz, el miedo (apelación emocional). La victoria independentista se presumía como imparable, así que o te sumabas o cuando vencieran serías acusado de traidor y botifler, un apestado social… o más.

Otra estrategia del "pacífico"proceso independentista. Eso sí, al menos este dice la verdad de lo que piensa hacer...

Otra estrategia del “pacífico”proceso independentista. Eso sí, al menos este explicita sus verdaderas intenciones

 

8.2. Creencia mayoritaria

Se trata de reforzar la sensación de unanimidad para que la gente esté más abierta a aceptar una idea.

Anguita lo entendió bien cuando fundó su Frente Cívico “Somos mayoría”

Hombre, tan mayoría no será...

Hombre, tan mayoría no será…

 

9.- Estereotipia

Este recurso consiste básicamente en crear una imagen que simbolice una idea aceptada socialmente. Algunas estrategias propias de esta técnica pueden ser:

9.1. El chivo expiatorio

No por antigua y conocida, esta estrategia de distracción deja de ser eficaz. A mí me sigue asombrando que una estrategia tan obvia y que apela de forma tan rotunda a la estupidez ajena siga teniendo tal nivel de eficacia, pero ahí está, lo cual dice muy poco del “animal racional”.

Desde Hitler con los judíos hasta Pancho con la conspiración judeo-masónica, pasando por los nacionalistas catalanes con los pérfidos españoles, la estrategia sigue estando en plena forma y lo que es más triste, funcionando a la perfección.

Interesante refinamiento de la estrategia. Como señalar al enemigo queda mal desde el nazismo, vamos a identificar al amigo que es más discreto, moderno y molón, pero igual de eficaz

Interesante refinamiento de la estrategia. Como señalar al enemigo queda mal desde el nazismo, vamos a identificar al amigo que es más discreto, moderno y molón, pero igual de eficaz

 

9.2. El hombre de paja

Si estás en un debate político, rara vez te interesará entender el razonamiento del adversario, simplemente destruirlo. Y si para ello hay que retorcerlo exagerando su alcance, minimizando su efectividad o reconvirtiéndolo en algo más criticable, a ello.

Si uno está defendiendo la legalización del cannabis, no es extraño que reciba respuestas como: “no me parece muy racional facilitar que los niños vayan colocados”. Obviamente, nadie cabal en el mundo propondría tal salvajada, pues todos los que defienden la legalización entienden que debe acompañarse de una regulación al estilo de la existente con el tabaco, el alcohol o con un cierto reglamento. Pero no pasa nada, si hay que dar a entender que está proponiéndose drogar a los enanos o sugerir que esa consecuencia se puede derivar de las propuestas contrarias, adelante. Todo vale con tal de anular su discurso.

9.3. Demonizar al enemigo

Si tenemos cualquier prueba que pueda sugerir que nuestro adversario es un ser frío, inhumano y miserable, ya tenemos argumentos para atacarlo (efectivamente, a través de la lógica ad hominem). Y si no la tenemos, siempre podemos inventarla.

La recreación de los medios detallando como Kim Jong comía poco menos que palomitas mientras lanzaba a su tío a una jauría de perros hambrientos, puede ser un ejemplo de cómo demonizar al enemigo, porque ¿cuántos de ustedes se enteraron de que finalmente aquello resultó ser una broma?

Estaban de cachondeo

Novedades, souvenirs, artículos de coña…

 

En este punto, sí quiero comentar una estrategia que va mucho más allá de la mera propaganda política. Se trata de las tácticas de desprestigio social, ampliamente utilizadas por medios de comunicación, grupos de poder o por los centros de inteligencia cuando se quiere aniquilar socialmente a un personaje ilustre, con la consiguiente exclusión o muerte civil.

La estrategia de desprestigio se vuelve especialmente eficaz cuando se mezclan verdades, medias verdades y mentiras, lo que aumenta la credibilidad del montaje. Si además añadimos algún escándalo (especialmente de orden sexual) funciona mucho mejor. Ya sabemos que a la gente le gusta hacer saña social con lo mismo (o incluso mucho menos) de lo que practica en la intimidad.

El caso de Pedro J. Ramírez es una buena representación de cómo intentar destruir a alguien cuando se convierte en un personaje molesto. Y su intento de aniquilación social es de manual, sexo incluido (cuando a todos nosotros personalmente lo que hagan dos adultos de forma consentida debería importarnos un auténtico bledo, cotilleo morboso aparte) . Lo que no contaban los chantajistas es que Pedro J. los tenía suficientemente bien puestos como para aceptar el órdago.

Pero esto se reserva para casos realmente especiales, para el común de los mortales tampoco hace falta un plan tan elaborado. Teniendo en cuenta que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado tienen presunción de veracidad, basta con poner una bolsita con cualquier sustancia en el coche de alguien o sacarlo del bolso y decir que se le incautó al sujeto X para quitarlo de en medio (primero socialmente, y segundo como aviso de hasta dónde se puede llegar si se sigue poniendo tontín). Sí, ya sé que esto es imposible de concebir porque TODOS los policías son honrados, los policías corruptos son el equivalente mitológico de los unicornios y porque los miembros de los centros de inteligencia (como la CIA) jamás hacen estas cosas, pero uno que es paranoico…

Y relacionado con lo anterior está la sentencia desconocida. Esta estrategia ocurre con cierta frecuencia, no solo para desprestigiar socialmente a alguien molesto, sino cuando se quieren calmar los ánimos ante un hecho que genera alarma social. Se trata de detener a un sujeto cargándole el muerto, publicitando la detención y difundiéndola a través de todos los medios existentes. Si no tiene nada que ver en el asunto, lo más probable, no pasa nada, se le declara inocente y a correr. Por supuesto, nadie se enterará de tal sentencia. La tranquilidad o el daño ya está hecho, porque la masa no actúa tomando como referente la realidad, sino la información que tiene de la misma…

 

10. Singularización

La singularización permite distinguir un objeto de algunos parecidos, lo que es especialmente importante entre grupos o ideas semejantes. Entre sus estrategias encontramos…

10.1. Personificación

Consiste en asignar características humanas a lo que no lo es. Por ejemplo, el otrora motivador y hoy denostado pero famoso ¡Arriba España!

España no se pone ni pa arriba ni pa abajo. Lo que sí hace, que es otra característica humana, es caer en picado…

10.2. Personalización

Es una estrategia que consiste en encarnar la ideología o doctrina de un grupo en su líder. El franquismo con Franco, al castrismo con Fidel, o siendo más modernos el Pablismo podemita con Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias es la cara de Podemos [su cruz es Monedero :O) ]. Además, como casi nadie sabe lo que propone Podemos (ni ellos), podemos decir que su ideología y sus propuestas son las que le sale de ahí abajo a Pablo Iglesias. No es extraño por tanto que tengamos el careto de Pablo Iglesias en los mítines, en las tertulias, en el logo del partido y hasta dibujado en el azúcar glas del roscón de reyes.

Espejito, espejito, diles a esas masas de ovejitas quién es el líder más molón y carismático del planeta

Espejito, espejito, diles a esas masas de ovejitas quién es el líder más molón y carismático del planeta

 

Pero que finalice el repertorio de estrategias de propaganda política, no quiere decir que finalice el repertorio de estrategias de manipulación como veremos en la próxima entrada.

Salud y libertad…

Volver a la 3ª parte

Continuar a la 5ª parte

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s