Empieza el curso

Finales de Septiembre y como todos los años empieza oficialmente el curso después de las vacaciones y superado ya el periodo de adaptación. En realidad empiezan tres cursos, cada uno en su respectivo ámbito pero fuertemente relacionados: el curso político, el curso escolar y el curso laboral.

El curso político en el Principado empieza marcado por la reforma electoral, una reforma pendiente y necesaria para garantizar la igualdad del valor del voto de los asturianos y a la que el gobierno socialista de Javier Fernández se comprometió públicamente cuando firmó con UPyD el Acuerdo de Legislatura para garantizar un gobierno estable y eficaz para Asturias. Una reforma ampliamente justificada y argumentada por los expertos del tema y sobre todo por la justicia que supone que la capacidad de decisión de los ciudadanos a través de sus representantes tenga el mismo peso.

Este tema parece que también tendrá una influencia decisiva en el contexto presupuestario. Unos presupuestos que si bien no van a sacar a Asturias de una situación de crisis que la trasciende ampliamente, al menos deberían estar centrados por un lado en no empeorar la situación, y por otro en paliar la gravedad de una realidad a la que miles de ciudadanos tienen que enfrentarse a diario, en un escenario donde el concepto “apretarse el cinturón” ya solo es un eufemismo de mal gusto.

Y planeando sobre todo ello, el reparto del objetivo de déficit hasta 2016, que solo es un síntoma del desaguisado territorial del país, donde ya poco importa la solidaridad interterritorial, la igualdad o el bien común, y donde la búsqueda de privilegios cainitas parecen haber llegado para quedarse a no ser que alguien le ponga remedio.

El problema del curso político, de los pasados y de los venideros, es la importancia que tienen las decisiones que en él se toman para determinar el devenir de los restantes.

El curso escolar que vivirán los alumnos, pero que pagarán sus progenitores como una inversión de futuro, está marcado por decisiones de carácter político que repercutirán en todos los ámbitos: contenidos, organización, coste…

Hace unos días otra de esas leyendas urbanas astures en el exilio nos comunicaba a un grupo de padres desde Francia a través de whatsapp que iniciando su hija el curso el colegio se hacía cargo de los libros de texto, pues lo habitual allí es que todos los años se recojan al finalizar el mismo para entregárselos a los alumnos del año siguiente, de forma que los padres se hacen cargo del coste únicamente si sus hijos los deterioran. Por si esto fuera poco, además le daban 300 euros para los gastos de material escolar. Casi igual que aquí, donde los padres le respondían indignados informando sobre la factura de libros de sus hijos: 170 euros en libros para un niño de 1º de primaria, 423 para dos niños de la ESO, 250 para dos de infantil… gastos de material aparte.

Lo mismo ocurre con el curso laboral. Las condiciones laborales de los trabajadores están fuertemente mediatizadas por las políticas establecidas al efecto y la situación económica no ha hecho sino empeorar unas condiciones ya de por sí precarias: reducción de sueldos, empeoramiento de la calidad de vida laboral, reducción de las prestaciones sociales asociadas… Eso por no mencionar el grave problema de un escenario social donde millones de ciudadanos no han tenido la fortuna de conservar su puesto de trabajo y tendrán que dedicar el curso a buscar uno nuevo.

Y en el centro de todo el curso político, porque nos guste más o menos, de eso trata la política: de gestionar, de priorizar y de decidir líneas de actuación que posteriormente repercutirán en los ciudadanos y en su vida diaria. Por eso, solo por eso, quizás deberíamos plantearnos regenerar el pacto de confianza entre los ciudadanos y sus representantes, porque lo de unos repercutirá en los otros y que un curso sea positivo facilitará el de los demás. Buen curso a todos.

Salud y libertad…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Educar, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s