Empezamos, Cancerverus

Reconozco que lo he dejado correr y ha pasado mucho tiempo, a pesar incluso de alguna petición que agradezco enormemente y alguna increpación con buenas intenciones. Pero siempre he dicho que si empezaba un blog era para mantenerlo y soy consciente de que eso lleva mucho tiempo, del que no estaba ni estoy precisamente sobrado.

De todas formas aquí va mi primer post, que como no podía ser de otra manera es para presentar mi blog, el Cancerverus, y hacer una declaración de intenciones de esas que muy probablemente no se cumplirán, como suele ocurrir con los proyectos de comienzo de año. Y es que como dicen los escritores, con los blog pasa como con las novelas, que llega un momento en el cual uno ya no decide lo que ocurre, sino que la trama adquiere vida propia y el escritor se convierte en mero intermediario.

¿Y por qué el Cancerverus (sí, con v)? Primero porque es un personaje que siempre me ha acompañado, apellido graciosete obliga, y porque conjuga muy bien con el nick de mi alter ego digital, pero además porque tiene una historia curiosa.

Cancerberus (o el can Cerbero) era el famoso perro de tres cabezas y serpiente en lugar de cola que guardaba las puertas del Hades, impidiendo a los muertos salir y a los humanos entrar. La verdad es que a pesar de su terrible aspecto y fiereza también sufrió sonadas derrotas, la más famosa de ellas la de Hércules en sus doce trabajos, cosa que sin duda ocurrió porque Hades eligió un perro en lugar de un gato para cuidar su mundo. No obstante mi post sobre los gatos y su suprema divinidad vendrá más adelante.

Así que, aunque no soy tan soberbio como para considerarme el guardián de nada ni de nadie, sí que trataré en este blog de temas que podríamos agrupar en tres campos, así como Cerbero tenía tres cabezas: veltesta, tretesta y drittesta.

La primera cabeza de este blog será sin duda la Psicología, esa que habla del yo, del self, de lo que uno es y que viene en parte determinado “de fábrica” y en parte mediatizado por el entorno. Este curioso campo de estudio muestra por un lado la complejidad del ser humano y por otra la absoluta facilidad con la que puede ser manipulado, todo ello a pesar de, no lo vamos a negar, ser un campo bastante denostado por algunos, especialmente por aquellos más susceptibles a sus maquinaciones.

La segunda es la educación, otro campo que no vive tampoco sus mejores momentos, pero que sin duda determina en gran medida el primero, lo que uno es. La educación es lo que nos ayuda a convertir la piedra “bruta” (en algunos casos especialmente bruta) en piedra pulida como dicen los masones, o lo que es lo mismo a obtener todo el potencial que como individuos tenemos. No obstante, las vías educativas son muchas, pues no se trata solo de hablar de la educación formal. Las religiones, la antropología, la filosofía… y un largo listado de ámbitos pueden tener en nosotros una influencia educativa dependiendo de su forma de concreción en nuestro contexto espacio-temporal. Por ejemplo, la decadente cultura occidental que nos ha impregnado y esculpido el cerebro con un veneno que hay que ir eliminando.

Y finalmente, la tercera, la Política (estoy empezando a darme cuenta que rezumo masoquismo de atracción por las causas perdidas). Por supuesto entendiendo la política con mayúsculas, como la participación en los asuntos públicos con objeto de mejorar la propia sociedad en que se vive a través del diálogo y la búsqueda de soluciones a problemas comunes. Para ello, lógicamente, paso previo es acabar con la política (con minúsculas) de la estrategia, la corrupción, el robo y la indecencia. Lo que viene siendo purgar la política de hoy en día. Y para ello solo hay un método: que los ciudadanos “normales”, los ciudadanos “de a pie” retomen el control de la vida pública, quitando a los políticos profesionales actuales que han degradado este término hasta el punto de que son capaces de aniquilar un país, antes que establecer cambios que eliminen uno solo de los privilegios que ellos mismos se han concedido.

Por último, no puedo olvidar en este primer post manifestar mi enorme y público agradecimiento, a las tres cabezas que me han hecho crecer para buscar mi potencial positivo (obviemos el negativo que como en todos, también lo hay): Cecil  (+), Fernando (+) y Juan Antonio (+).

Tiempo habrá para profundizar en todas estas cosas. Lo que sí quiero anotar es que algunos de los post que subiré se corresponderán con textos escritos antes de la creación del blog. En algunos casos mi capacidad profética me ha dado miedo, en otros la derrota de Cerbero se convierte en un juego de niños comparado con el desvío del vaticinio. Pero al final, Cerbero, siempre se vuelve a levantar para cumplir con su destino… bueno o malo.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo General

2 Respuestas a “Empezamos, Cancerverus

  1. Muy buenas Cancerverus, ya me darás unos consejos para darle un toque de “diseño” a mi blog. Me has dado unas cuantas ideas para incluir en el mio.
    He leído tu interesante declaración de intenciones y aprovecho para tenderte la muleta y abrir un debate sobre educación vs formación. Dos conceptos que la gente tiende a confundir y que ciertamente, son o pueden ser complementarios. Evidentemente no es lo mismo educar que formar y conviene tener claras las diferencias

    Un saludo

    • Hola estilita:

      Muchas gracias y orgulloso de que mi primer comentario en el blog sea el tuyo. Por supuesto, cualquier cosa que necesites esta hecha y tomo buena nota de tu sugerencia de post. Sin duda, antes o después trataré el tema.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s